Guaidó cruza ilegalmente la frontera hacia Colombia por caminos verdes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Desde tempranas horas de este domingo se conoció a través de información divulgada en redes sociales que el diputado Juan Guaidó viajó a Colombia para reunirse con el Secretario General de Estados Unidos, Mike Pompeo, en el contexto de la cumbre contra el terrorismo que se llevará a cabo en el país suramericano.

Publicidad

Esta es la segunda vez que Guaidó va a Colombia con prohibición de salida de Venezuela -sin cumplir los requisitos regulares de viaje- luego del 23 de febrero de 2019, cuando intento ingresar la supuesta «ayuda humanitaria» en la frontera con Táchira.

Al mediodía del domingo el periodista y editor jefe de PanamPost, Orlando Avendaño, informó en su cuenta @OrlvndoA que Guaidó cruzó la frontera la mañana del viernes y llegó a Bogotá el sábado en la noche.

«Guaidó llegó a la frontera el viernes en la mañana. Llegó a Bogotá ayer en la noche. Hoy hubo reunión en Bogotá con venezolanos y la mayoría presiona a Guaidó, le exigen, que endurezca la línea (construir mayor participación de la comunidad internacional en nuestro caso)», reporta el periodista.

La cuenta de noticias @ConflictsW señala la posibilidad de que el equipo de Guaidó no estaba enterado de este viaje, que hizo acompañado por una personas y del que el ultraderechista Leopoldo López estaba al tanto.

Por su parte, la agencia de noticias Asociated Press (AP) señala que «No está claro cómo Guaidó dejó Venezuela. Pero es la segunda vez que desafía la prohibición de viajar impuesta por la corte suprema progubernamental de Venezuela y cruza la frontera en secreto».

En la red social Twitter, Guaidó envió un mensaje de agradecimiento a Iván Duque por haberle facilitado el ingreso al país.

«Ya en #Colombia, agradecido con el Presidente @IvanDuque por su apoyo a la lucha del pueblo venezolano. Generaremos las condiciones que nos conducirán a la Libertad. Y les aseguro que la vuelta a nuestro país estará llena de buenas noticias», dijo en su tuit.

Previamente, el presidente Duque le había expresado la bienvenida al diputado opositor mediante otro mensaje donde anunciaba un encuentro entre ambos para la tarde del domingo y la participación de Guaidó en la Cumbre Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo.

Su participación en una cumbre contra el terrorismo contrasta con el vínculo que el diputado tiene con la banda narcoparamilitar Los Rastrojos, como se evidenció en una serie de fotos divulgadas por Wilfredo Cañizares, activista colombiano que denunció el traslado de Guaidó por parte de esta banda delincuencial el 23 de febrero para el concierto Venezuela Aid Live realizado en Cúcuta, Norte de Santander.

El activista colombiano denunció el traslado de Guaidó hacia Colombia por parte de esta banda criminal el 23 de febrero para el concierto «Venezuela Aid Live» realizado en Cúcuta, Norte de Santander.

La caravana contó con la protección de Jhonathan Orlando Zambrano (alias Patrón pobre), miembro de la banda, quien llevó a Guaidó y su esposa, Fabiana Rosales, hasta Puerto Santander, donde fue recibido por funcionarios del gobierno de Iván Duque.

Alias «Nandito», unos de los miembros de la banda capturado por las autoridades venezolanas, confesó que él realizó las fotos de Guaidó junto a Albeiro Lobo Quintero (Brother), John Jairo Durán (El Menor) y Argenis Vaca (Vaquita), integrantes de Los Rastrojos.

Las fotos eran un «seguro» que sellaba el compromiso de Guaidó con la banda de entregarle el control fronterizo de Venezuela y Colombia para actividades delictivas, de concretarse el golpe de Estado contra el presidente constitucional Nicolás Maduro.

Posteriormente, los servicios de inteligencia venezolanos señalaron que las familias de los dos miembros de la banda que se retrataron con Guaidó fueron asesinadas en un intento de ocultar evidencias de su relación.

La fecha 23 de febrero es símbolo de escándalos para la oposición, como el robo del dinero recaudado, 400 millones de dólares, derivados en gastos y una juerga con prostitutas donde resultó muerto Carlos Salinas, primo del diputado opositor de Voluntad Popular, Freddy Superlano.

Humberto Calderón Berti, «ex embajador» de Guaidó en Colombia, denunció que los recursos destinados para los militares desertores fue usado indebidamente, con facturas ficticias, gastos en licor y prostitutas.

Otro escándalo es el de los militares desertores, unos 100, abandonados luego por Guaidó, quien nunca cumplió con la protección prometida y algunos están presos en EEUU esperando por que les otorguen el asilo.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
Publicidad