En vaca, las hallacas saben mejor

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las familias venezolanas no se calan que nada ni nadie les eche a perder su Navidad, de manera que la gente ya comenzó a patear el mercado para adquirir, desde ahora, los rubros que necesita para montar la fiesta.

Una de las expresiones más auténticas en el país es la hallaca y ya en las calles de Catia comenzó la venta de sus ingredientes. Si usted no quiere que le agüen la fiesta los precios que, como sabemos, no dejan de subir, comience desde ahora a comprar y gánele un poco a la inflación y al llamado dólar criminal que no tiene misericordia con nadie.

Indudablemente que la forma de cubrir los altos costos de la cena navideña es en vaca. Es decir, organizándose con familiares o amigos para, entre varios, hacer un pote de dinero y poder sufragar los altos costos de los ingredientes.

La variedad de precios con abrumadoras diferencias de un comercio a otro, hace imprescindible caminar bastante, patear duro y si es posible anotar para descubrir los mejores precios y rendir la platica.

En la calle Argentina, la mejor oferta de la carne se consigue en una carnicería sin nombre que hace esquina y está al comienzo de la cuadra donde se concentra el mercado callejero. Venden el pernil en Bs. 83.000 el kilo, la carne de res en Bs.63.000 y el kilo de pollo en Bs. 42.000.

En la carnicería Buenos Aires, el pernil cuesta Bs. 105.000 el kilo. También venden pasas a Bs. 112.990, alcaparras 108.990, aceitunas con hueso en Bs. 109.990 y las rellenas en Bs. 165.000. Allí además se consigue el vino para cocinar en Bs. 76.000 y es el mejor precio, porque en las licorerías lo ofrecen en Bs. 100.000.

En el frigorífico La Paz, las aceitunas rellenas cuestan Bs. 165.000, con hueso Bs. 115.000, las pasas Bs. 120.000, las alcaparras Bs. 119.900 y el pernil vale Bs. 105.000 el kilo.

Un buhonero con punto, que es el único que tiene estos productos, las ofrecía en Bs. 150.000, las rellenas, es decir, un poco más económicas que en los frigoríficos, las alcaparras en Bs. 150.000 y las pasas en Bs. 120.000.

El vendedor advirtió: “este es el precio de hoy, pero si el dólar sube mañana, hay que cambiar el precio”. “Y si baja, ustedes no bajan nada”, dijo una compradora que como yo, andaba buscando las mejores ofertas para hacer el delicioso condumio. “Lo que pasa es que yo compré esta mercancía con el dólar a Bs. 27.000 y no puedo bajar el precio porque perdería”, dijo el hombre, de manera que ni consumidores ni vendedores ganan con la inestabilidad del dólar y los precios.

Otros artículos que también comenzaron a asomarse son el onoto que lo vendían a Bs. 60.000 el kilo y bolsas de 100 gr. en Bs. 5.000 y de 200 gr. en Bs. 10.000, más que suficiente para darle color a las hallacas. Además está el pabilo que se consigue en Bs. 10.000 y hay algunas ofertas como dos bollos por Bs. 18.000.

La ñapa. Las luces de Navidad valen, las más baratas Bs. 50.000, las Led Bs. 80.000 y las que tienen música y cambian de velocidad Bs. 120.000. Carísimas, es mejor que desempolve sus adornos del año pasado y se ahórra una plata. Igual los arbolitos, chiquitos y bien feítos, no bajan de Bs. 250.000, un abuso. No le dé gusto a los especuladores.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×