Denuncie el maltrato animal

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La crueldad hacia los animales enseña la crueldad hacia los humanos”. Ovidio

La tortura contra un perrito ocurrida en la población de Bejuma, estado Carabobo, a quien un trío de adolescentes ahogaban y golpeaban, fue subida a las redes sociales y rápidamente se volvió viral.

Hace un par de semanas, una señora mató con una escopeta a un cunaguaro “porque le comía las gallinas”, una especie silvestre que está protegida además porque está en riesgo de extinción.

En las redes vemos montones de denuncias de mascotas abandonadas a su suerte en la calle ,porque sus dueños “no pueden tenerlos”, animalitos maltratados por razones fútiles que pueden ir desde darle una “patada” a un animalito, amarrarlo y dejarlo al sol sin agua y comida o hasta lanzarlo de un auto en movimiento. Las redes están repletas de cualquier atrocidad, actos hechos por diversión o como reacción al aburrimiento.

¿Qué se puede hacer en casos de maltrato? ¿Cómo determinar si se trata efectivamente de un caso, pues a veces nos llevamos por las emociones e interpretamos mal las cosas? Realizar la denuncia no significa que mejorarán las cosas. Es necesario que una vez hecha, se haga un constante seguimiento del caso y así lograr la justicia. También es importante proponer soluciones para el animal.

Procedimiento. En la norma actual, la Ley para la Protección de la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio, se establece que las instancias competentes para realizar una denuncia son los consejos comunales, la autoridad parroquial o los jueces de paz y para casos graves pueden ser denunciados ante las fiscalías municipales.

Algunas alcaldías cuentan con ordenanzas que condenan el maltrato animal. Lleve pruebas que respalden su denuncia (fotos, videos y/o testigos).

Una vez que tenga la constancia de la denuncia es bueno contar con apoyo institucional. Actualmente en las redes sociales existen muchas organizaciones que pueden apoyar su caso. Escríbale, haga pública su denuncia y pida apoyo para que las autoridades actúen.

No le pierda la pista al caso, no se quede en la mera denuncia. Si su municipio no dispone de una ordenanza de protección animal, vaya al concejo municipal e impulse que se redacte y promulgue una en el corto plazo. Haga valer su poder ciudadano. Y nunca olvide tener un plan para el animalito.

Perfil del maltratador. Los expertos aseguran que los adolescentes que maltratan animales pueden llegar a convertirse en verdaderos criminales. Según un estudio publicado en el diario La Vanguardia de España “el problema casi siempre nace en los primeros años de vida, ya que el 30% de los actos de violencia contra los animales es realizado por menores, muchas veces en grupo.

“Las razones por las que un niño llega a maltratar a un animal pueden ser varias: la falta de empatía, por haber sido víctima de abusos, maltratos o abandono; la falta de una educación adecuada, dirigida a reconocer el animal como un ser vivo, aunque diferente; o, finalmente, la emulación de los gestos violentos cometidos por los padres hacia él o hacia el animal”, explicó explicó la psicóloga Mireia Leal Molina.

La experta agrega que los sujetos con antecedentes de maltrato animal son cinco veces más propensos a cometer violencia intrafamiliar. Después de los animales, las personas Numerosos estudios han demostrado que las personas capaces de cometer actos de crueldad hacia los animales, son capaces también de dirigir la violencia contra los seres humanos, en particular hacia los más vulnerables, incapaces de defenderse y más sumisos por lo que no en vano, el ex agente del FBI. Robert Ressler dijo que “los asesinos a menudo son niños que nunca aprendieron que está mal sacarle los ojos a un cachorro”.

Los científicos Gleyzer, Felthous y Holzer hallaron, en 2002 durante sus investigaciones, una relación entre el trastorno anti-social de la personalidad y el hecho de tener antecedentes de crueldad hacia los animales.

“Casi todos los individuos que son maltratadores de humanos han tenido episodios de abusos hacia los animales en la infancia, por tanto es un buen predictor de los trastornos de conducta futuros”, asegura la doctora Leal.

Afortunadamente, el caso del perrito en Bejuma tuvo un final feliz. Fue adoptado por el gobernador del estado, quien le bautizó con el nombre de Drac y le garantizó un hogar y comida. Pero no siempre es así, por eso debemos seguir batallando por forjar la sensibilidad en nuestra sociedad. Adopta un animalito de la calle, no compres uno, dale una oportunidad y cuídalo toda su vida. Ellos también tienen sentimientos.

Actos de crueldad

El artículo 66 de la Ley Para la Protección de la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio establece sanciones para:

  1. Los que causen al animal dolores, sufrimientos o que afecten su salud.
  2. Los que descuiden la morada, las condiciones
  3. de movilidad, higiene y albergue.
  4. La muerte utilizando un medio que provoque agonía prolongada.
  5. Cualquier mutilación orgánicamente grave que no se efectúe por necesidad y bajo el control veterinario.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print