Cinco muertos en segundo día de protestas en Irak

Foto: EFE
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Al menos cinco personas murieron este miércoles, en el segundo día de protestas en Irak, que se han extendido en Bagdad y han llegado al sur del país en una nueva oleada de descontento por la falta de servicios públicos y oportunidades de empleo.

La mala gestión de los recursos en este país rico en petróleo también ha sido argumento para protestas.

Cuatro manifestantes y un agente de la policía fallecieron en la ciudad de Al Naseriya, la capital de la provincia meridional de Di Qar, donde las protestas se tornaron violentas y tuvo que ser decretado el toque de queda.

Una fuente del Departamento de Sanidad dijo, bajo condición de anonimato, que se registraron cinco víctimas mortales, cuatro civiles y un policía, y 50 heridos entre los manifestantes, mientras que una fuente del gobierno provincial aseguró que se ha impuesto el toque de queda en la región desde las 20:00 hora local (17:00 GMT) hasta nuevo aviso.

Los manifestantes habían asaltado anteriormente la sede del gobierno regional en Al Naseriya y le habían prendido fuego, según la televisión estatal Al Iraquiya.

Las víctimas de hoy se suman a un manifestante que perdió la vida ayer en Bagdad, donde este miércoles han tenido lugar nuevas protestas y más choques entre manifestantes y fuerzas de seguridad en distintos puntos de la capital desde esta mañana y hasta este momento.

Las autoridades han decidido cerrar la fortificada “zona verde”, sede de las principales instituciones y de las embajadas extranjeras. Hasta ahora se han colocado bloques de cemento y se han desplegado más efectivos y blindados, así como alambradas, para impedir que los manifestantes intenten entrar en la zona, como ya ha ocurrido en otras ocasiones durante las protestas.

En la noche del miércoles, las protestas continúan en las plazas de Al Tayaran y de Al Jilán, en el centro de Bagdad, y las fuerzas de seguridad han repelido a los manifestantes repetidamente empleando gases lacrimógenos y mangueras de agua, así como disparos al aire, para que no se aproximen a la “zona verde” desde el otro lado del río Tigris.

Asimismo, se registran protestas en cinco puntos diferentes de la capital, incluido un lugar próximo al aeropuerto internacional de Bagdad, y en el sureste y el noreste de la urbe.

En los últimos meses se han registrado otras protestas similares en contra del Gobierno del primer ministro, formado el pasado octubre con un perfil tecnócrata para hacer frente a los acuciantes problemas económicos que sufre Irak tras años de conflicto armado y de una extendida corrupción. Reseñó EFE.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
×
Publicidad
×