Aceras y Brocales | El día D como pretexto

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Hay dos visiones de Patria. La del actual proceso de cambios y la que se le opone.

La primera gobierna y actúa bajo sus enfoques y estrategias. Tiene resultados visibles, medibles y evaluables, sean logros o fallas.

La segunda, se mueve entre quienes bosquejan un país…”de las maravillas” (intelectuales y profesionales) y aquellos que regentan gobernaciones, alcaldías, gremios, universidades, empresas, industrias, iglesias y otros sectores, sin políticas ni acciones que visibilicen a ese imaginario país que pregonan.

Pero coinciden, y aspiran, en el día “D”, elegido instante en que desaparecerá el “mal” del actual momento, y por arte de magia renacerá el quimérico paraíso que evocan pero sin mostrar en el presente “ni un tantico así” de cómo sería.

¿Por qué esperar el día “D” para iniciar su paradigma de país? ¿Por qué hoy desaprovechan sus grandes recursos y cuotas de poder para materializar la alternativa que prometen sin mucha precisión?

¿Por qué sus arquetipos sobre la ciudad no los aplican en Baruta, Chacao y El Hatillo? Para probar y demostrar lo que quieren.

¿Será que el desarrollo urbano voraz y especulativo de esos sitios (que borra la memoria urbana de Caracas), es la real ciudad que desean?

¿Por qué los gremios profesionales, universidades, centros de I&D, incluso empresas privadas, no elaboran respuestas viables a los requerimientos integrales del país, que puedan ejecutarse desde los diferentes ámbitos que controlan?

¿Será el día “D” una argucia para fingir el auténtico plan de nación que anhelan? La inicial frase de Einstein responde con agudeza. l

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print