Inicio » Entretenimiento » Rómulo Gallegos: civilismo contra barbarie

Rómulo Gallegos: civilismo contra barbarie

Este 2 de agosto se cumplen 134 años de su natalicio
    Compartir

Zaida Campos.- Corría el año 1966 cuando el Teatro Municipal de Caracas se vistió de gala para el estreno de Doña Bárbara, ópera basada en la obra del escritor, docente y expresidente de Venezuela Rómulo Gallegos, quien se encontraba entre la audiencia. Según testigos, Gallegos lloró emocionado tras la interpretación de la soprano Morella Muñoz (Doña Bárbara) y el barítono Ramón Iriarte (Santos Luzardo).

La novela publicada en 1929 retrata entre líneas la rebeldía de Gallegos ante el régimen dictatorial, el atraso y la barbarie que imperaban en la Venezuela de entonces. Junto a Cantaclaro (1934) y Canaima (1935), Doña Bárbara forma una trilogía de las más acabadas obras del autor nacido en Caracas el 2 de agosto de 1884, por las que ha sido considerado como uno de los máximos exponentes de la corriente realista que ha perdurado en la narrativa latinoamericana desde el siglo XX.

A decir de algunos críticos literarios, su participación en la política pudo coincidir con un declive creativo que se refleja en obras como Pobre negro (1937) y El forastero (1942). Recordemos que Juan Vicente Gómez lo nombró senador por Apure en 1931, pero renunció al cargo y se exiló en Nueva York. En 1932 se va a España y regresa al país en 1935 hasta muerte del dictador, al que se había opuesto desde joven.

En 1937 es electo diputado y poco a poco se aleja de la literatura y afianza su carrera política, llegando a ser ministro de Educación en la administración del general López Contreras. En 1941, Acción Democrática, partido en el que figura como cofundador, lo propone como Presidente.

En 1945 participa en el golpe de Estado que llevó a Rómulo Betancourt a la presidencia provisional, hasta que en 1947, en las primeras elecciones libres celebradas en el país, resulta ganador con 80% de los votos. Gallegos estuvo nueve meses en el cargo, del que salió tras la sublevación militar de 1948. Se exilia de nuevo, primero en Cuba y luego en México. Regresó a Venezuela en 1958, luego del derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez. Vivió en Caracas, alejado de la política, hasta su muerte, el 5 de abril de 1969.

Agregar Comentario

Click here to post a comment