Inicio » Entretenimiento » “La Villana” es una montaña rusa de acción trepidante

“La Villana” es una montaña rusa de acción trepidante

Una cinta surcoreana donde las artes marciales y escenas mantienen al espectador deleitado
    Compartir

UN.- No se puede negar que Asia es prólija en montar trabajos cinematográficos sobre artes marciales, de calidad en su mayoría. Corea del Sur no escapa a esta premisa, ya que al ver “ La Villana ” (Ak-Nyeoaka) uno se siente que está un carrusel de violencia que no disminuye ni quita la atención del espectador en sus 143 minutos de duración, que no se hacen largos en ningún momento.

De entrada, la primera escena que se filma con una cámara subjetiva que recorre cual mirada de la protagonista varios pisos de un centro mafioso, donde salpica paredes y pisos con sangre, vísceras y otras partes humanas a un ritmo normal en todo el recorrido que dura casi diez minutos, escena que ya sola vale todo el film.

El director Jung Byung-Gil, quien de paso escribió el guión, no profundiza mucho en la trama, sencilla de paso:. Sook-hee (una excelente Kim Ok-Bin en este rol) es entrenada desde niña por una mafia china – coreana para ser una asesina sanguinaria. Luego de acabar con un recinto de mafiosos, es capturada y una supuesta agencia de inteligencia de Corea del Sur la recluta como agente, con la promesa de su libertad tras 10 años de servicio.

Cumple unos encargos de eliminar varios delincuentes y consigue al fin su ansiada libertad, cambia de identidad y se convierte en una actriz de teatro, pero tampoco esta vida normal es fácil, después de tantos asesinatos. Todo vuelve a cambiar cuando dos hombres de su pasado reaparecen para sacar a la luz secretos que la harán tomar venganza.

Hay un romance inconcluso, un asesino de su padre que reaparece, el no poder confiar en nadie y asi otros lugares comunes de este género de acción, suspenso y mucho gore o parecido con el mundo de las comiquitas obscuras.

Sin embargo, la forma presentar lo obvio de la cinta, es que la misma te hace sentir como en un video juego, donde te sientes parte de la acción y donde las constantes escenas de violencia están muy bien coreografiadas y con una música trepidante sin abusar, a cargo de Koo Ja-Wan.
También el reparto cumple en sus respectivos roles y el guión apela con acierto a la intriga. En pocas palabras, esta es una película intensa de principio a fin…. Y por el éxito que logró desde el año pasado en distintos países, lo más seguro es que pronto veamos una segunda parte. Cines Unidos y Cinex ya la están pasando en Venezuela.

Agregar Comentario

Click here to post a comment