Inicio » Entretenimiento » Cuarteto de “Jazz” Calderón rompió la rutina gaitera en Caracas

Cuarteto de “Jazz” Calderón rompió la rutina gaitera en Caracas

Deleitó en su jam session con una melancólica trompeta y el embriagante solo de guitarra
    Compartir

Gerardo Blanco.-En las noches decembrinas de Caracas cuando la gaita impone su tradición musical en todos los escenarios de la ciudad, la presencia del Cuarteto de blues y jazz que lidera el guitarrista merideño James “Jazz” Calderón, en La Patana Cultural de Parque Central y Altamira, fue un acto de absoluta irreverencia que se agradece. Acostumbrados al retumbe de la tambora y los furrucos, resultó una inesperada ruptura para los oídos apreciar la lucidez de los solos de guitarra de “Jazz” Calderón, la profunda melancolía que transmite la trompeta de Noel Mijares, el ritmo armonioso de la batería de José “Tipo” Núñez, acompañados por el maestro del bajo Miguel Chacón.

El jazz siempre ha sido un movimiento vigoroso en el país con geniales compositores e intérpretes como el inmortal Aldemaro Romero y el maestro Gerry Weil, percusionista de talla mundial como Felipe “Mandingo” Rengifo y el gran “Nené” Quintero”, y teóricos y estudiosos como Alfredo Naranjo quien a lo largo de su exitosa trayectoria le ha dado al jazz un sonido auténticamente venezolano, fusionándolo con ritmos provenientes de la rica musicalidad de la gaita, el joropo o el a veces olvidado merengue caraqueño. En los últimos años, el movimiento jazzístico en el país se ha multiplicado, gracias al Sistema Nacional de Orquesta y Coros y Orquesta Infantiles y Juveniles de Venezuela que han impulsado la formación de nuevos músicos a lo largo y ancho de nuestra geografía.

Mérida es un reservorio inagotable de jazzistas. De la escuela de maestros encabezada por Alberto “Beto” León; Johan Espinoza, líder del grupo “Bajo Sospecha” y autor de “Senderos” un álbum de culto para los melómanos; y del prestigioso guitarrista Luis Fernando Cárdenas, egresado de Berkley  Music College en Boston, ha venido abrevando James Calderón y su propuesta musical.

En la tradición de la vieja escuela del jam session, en la que la improvisación toma vuelo para descargar y confrontar sus estilos, El Cuarteto de James “Jazz” Calderón se paseó en sus presentaciones por algunas piezas fundamentales.

Abrieron con  Sandú del prematuramente fallecido trompetista estadounidense Clifford Brown, al que Noel Mijares honró magníficamente con la melancólica dulzura de este blues de medio tiempo que hizo brillar con su trompeta. Infaltable en un repertorio de improvisación, refulgió la poderosa  “Strasbourg St. Dennis” la composición de jazz fusión del trompetista Roy Hargrove dedicó a la estación de metro de París; pero el momento sublime llegó con Goove´s Groove, compuesta por Steve Davis  y popularizada por Benny Golson, y la inolvidable Bye Bye Black Bird de Ray Henderson que el saxo de John Coltrane convirtió en leyenda. En medio de tanta sonoridad, hizo explosión la mejor parte del jam con la guitarra de “Jazz” Calderón improvisando melodías embriagadoras con su inspirada descarga.

No es común toparse con una sesión de blues y jazz cargada de tanto sentimientos, con ejecuciones a la vez luminosas y serenas como la que ofreció El Cuarteto de James Calderón; una expresión que emerge con fuerza en la escena musical del país.