Corazón salsero desbordó la Diego Ibarra | Últimas Noticias
Inicio » Entretenimiento » Espectáculos » Corazón salsero desbordó la Diego Ibarra

Corazón salsero desbordó la Diego Ibarra

Desde una gran tarima acondicionada con pantallas de tecnología Led, luces y hasta pirotecnia, la fiesta comenzó pasadas las tres de la tarde
    Compartir

Arianne Cuárez.-Al ritmo de la conga y los timbales, cientos de personas bailaron ayer hasta la medianoche en la plaza Diego Ibarra durante el primer concierto del ciclo Corazón Salsero, evento que reunió a orquestas líderes en uno de los géneros más populares del país.

Desde una gran tarima acondicionada con pantallas de tecnología Led, luces y hasta pirotecnia, la fiesta comenzó pasadas las tres de la tarde con la presentación de las orquestas Malecón y Mariana “La sonera”. Esta última interpretó temas de La Fania y rindió tributo a la guarachera del mundo Celia Cruz, con temas como Quimbara.

Acompañados de grupos de baile que entre cada presentación subían al escenario para dar muestra de sus destrezas, la Orquesta Noche Caliente deleitó al público con los temas O me quieres o me dejas y Todo se derrumbó, los mismos que durante 30 años los han catapultado como uno de los grupos más exitosos.

Sin embargo, la verdadera descarga de energía se sintió hacia las 6:00 de la tarde con la presentación de Porfi Baloa y los Adolescentes, quienes con un popurrí de sus mejores éxitos como Solo, Persona ideal y Mentiroso llevaron al público al límite, sorteando con destreza hasta una falla de sonido de apenas un par de minutos.

La representación internacional llegó en horas de la noche con el artista Tito Allen y sus temas Indestructible y El hijo de Obatalá. Durante un show de más de media hora dio muestra de por qué ha sido uno de los artistas más demandados en el género musical en 40 años.

“Muchas bendiciones Caracas. Estoy feliz de estar aquí” expresó el cantante, que en todo momento interactuó con un público que no dejaba de bailar.

El gran cierre de la noche estuvo a cargo de Los hermanos Lebrón, y los temas Llegamos y Diez lágrimas.