Inicio » Entretenimiento » Baden Goyo ilumina la música venezolana con sus notas color “Magenta”

Baden Goyo ilumina la música venezolana con sus notas color “Magenta”

El pianista becado por la Academia Latin Grammy lanza su nuevo CD y prepara una gira de conciertos por EEUU y México. El álbum contó con la participación de Freddy Adrian y Daniel Prim
    Compartir

ÚN.-Baden Goyo, uno de los principales pianistas y compositores venezolanos de mayor proyección internacional acaba de lanzar al mercado mundial su nueva producción discográfica titulada Magenta, que contiene siete temas instrumentales a través de los cuales mezcla los ritmos tradicionales venezolanos con una estética universal y contemporánea, influida por el jazz en lo armónico y lo estilístico, tomando el uso de la improvisación como uno de los vehículos principales. 

El CD ya se encuentra a la venta en las principales plataformas digitales y pronto también estará disponible en formato físico.

El caraqueño contó con una de las mejores secciones rítmicas de Venezuela: Freddy Adrián en el contrabajo y Daniel Prim en la batería, explorando de manera original las posibilidades que ofrece el formato de trío. Fue producido por el propio Baden Goyo y masterizado por Juan Carlos Almaopara la disquera estadounidense EBD Records. Todos los temas son de la autoría del artista menos la versión libre de “La Dama de la ciudad”, que es original de Frank Quintero y “Mi Valle”, escrita por Joel Martínez. En octubre de 2017 planea realizar una gira de conciertos promocionales en Nueva York y en otras ciudades de EEUU, así como en México.

“En Magenta no hay una predominancia particular de un género musical, creo que más bien traté de mostrar diversidad, representando una buena variedad de estilos, más que enfocarme en uno solo. Tenemos merengue venezolano (Comenzar de nuevo), tambores afro-venezolanos (Magenta), onda nueva (Al Final) y también nuestras tradicionales medidas rítmicas (La dama de la ciudad). Además el disco tiene un lado más cercano al jazz con temas como Mi valle soñado (Jazz waltz); en Soñando exploré un poco las métricas irregulares, mientras que Lontano es una suerte de tema lento y reflexivo en la onda del afamado Pat Metheny”, explicó el autor.

“El motor principal que impulsó la creación de Magenta fue el estimulante contexto de aprendizaje y descubrimiento por el que yo (y también Daniel y Freddy) estaba viviendo en ese momento. Teníamos muchas influencias musicales frescas y muchas ganas de innovar con voz propia, con sonido venezolano. Compartíamos gustos musicales muy afines como la música de Ed Simon, Avishai Cohen, Pat Metheny, San Francisco Jazz Collective, entre muchos otros artistas. Al comenzar a consolidarnos como trio, se fue creando una química muy especial que me fue dando poco a poco ideas musicales y así comencé a componer para este disco”, agregó.

Magenta tiene el potencial para abrirle paso en el mercado internacional a Baden Goyo, tanto en Latinoamérica como en EEUU, inclusive hasta en Europa debido al nivel de su mixtura musical. “Hay una parte dedicada a nuestras raíces latinas a través de la música venezolana, pero también otros temas que pueden resultar más afines a los oídos foráneos por la cercanía con el jazz y las tendencias contemporáneas. Además todo el material esta hecho bajo una estética con criterio de universalidad y en un formato instrumental que se adapta a cualquier oyente sin importar su lugar de origen”, enfatizó.

El pianista se ha mantenido muy activo durante 2017; hace poco grabó un CD con el ensamble Venezuelan Roots en Suiza y tiene prevista otra grabación que puede estar concretándose para finales de año junto al maestro Eddy Marcano. Consiguió mucha notoriedad como pianista principal de la Simón Bolívar Big Band Jazz y ha realizado varios conciertos con importantes figuras de la música venezolana como Pablo Gil, Alfredo Naranjo, Aquiles Báez, Rafael “el pollo” Brito, Eddy Marcano, Jorge Glem, Manuel Rangel, Hana Kobayashi, Linda Briceño, Gerald “Chipi” Chacón, Eric Chacón, Edward Ramírez, Jorge Torres y Vladimir Quintero.