Inicio » Entretenimiento » Andreina Polidor: “Si nací para algo realmente, fue para dirigir”

Andreina Polidor: “Si nací para algo realmente, fue para dirigir”

Presentará “La misión”, original de Heiner Müller, en el Festival de Jóvenes Directores
    Compartir

ÚN.- “Hubo algo que me paso con la dirección la primera vez que la viví que no me pasó con la actuación: fue una especie de sincronización de tu vida, sentí que si nací para algo realmente fue para dirigir”, acotó sin titubear Andreina Polidor, una joven que fue “salvada por el teatro” y que se repotencia cada vez que monta una pieza con sus compañeros del Teatro de la Penumbra.

Actualmente está a millón con los ensayos de la pieza “La misión”, original de Heiner Müller, la cual dirigirá. Del 8 de febrero al 17 estará participando en el Festival de Jóvenes Directores del Trasnocho, con funciones los viernes a las 5:00 pm; mientras sábado y domingo desde las cuatro de la tarde, en el Trasnocho de Caracas.

La obra contará con las actuaciones de Rafael Gil, José Alberto Briceño, Bethania Yánez, Yaimira Martínez y Douglas Suniaga. Debido al buen perfomance que tuvo el año pasado actualmente está postulada al premio teatral Marcos Antonio Eteggui 2018.

¿Por qué escogiste esta obra para el festival?

Existen varias razones, principalmente por la línea dramatúrgica, esta conexión que hay entre el rompimiento de Bertold Brecht y la mutilación de la forma de Muller. Brecht comenzó algo a lo que Müller le concedió un ingrediente extra. La dramaturgia de Muller indica que dentro de la técnica que propuso Brecht hay que viajar un poquito más lejos, muy cerca de un extremo. Esto dentro de sí propone trabajos de distanciamientos, cortes, rupturas, y el trabajo con la imagen, comienza aparecer el teatro post-dramático, que me indica que debe existir una constelación de lenguajes y, a su vez, una rebelión de las formas. Eso es algo en lo que estoy investigando ya desde que comencé a dirigir, primero con Ionesco, luego Brecht, Peter Weiss, Federico García Lorca. Desde diferentes ángulos he trazado una investigación que a mí en lo personal me apasiona mucho, y aquí en el festival o fuera del festival lo seguiré.

¿Por qué dirigir y no actuar?

La verdad es que fue un proceso muy complejo darme cuenta, luego de estudiar por tanto tiempo actuación, con tantos maestros diferentes, tantas técnicas distintas, tanto trabajo conmigo y mi cuerpo, que no solo descubrí que el teatro me salvó, sino que también me dio la oportunidad de encontrarme con la dirección teatral. Y con el paso de los días me doy cuenta que estudiar la actuación tan desmesuradamente, me da ahorita la oportunidad de disfrutar del actor de una manera muy particular.

¿Sientes que está creciendo como directora?

Para mí el instinto es importante, a veces vale la pena atenderlo. Crecer como directora para mi significa muchas cosas, expandir los límites con uno mismo y nuestros paradigmas, entrar en silencio y atender lo que está en descuido, es manifestar una gran idea, luego tener fe principalmente en el instinto del otro, modificando cuidadosamente. Es aprender con la investigación y desaprender con el montaje. En fin, creo que no he logrado muchas de esas cosas todavía. Sin embargo, estar participando en el quinto festival de jóvenes directores del trasnocho, aunque lo sienta o no-, es una prueba de que si estoy creciendo como directora.

¿Cómo ves el teatro actual en el país?

Por un lado lo veo débil, escasos de maestros, de escuelas, de espacios, de artistas que ya no están por diversas razones que todos conocemos y esto hay que atenderlo. Sin embargo, por otro lado veo algo que me tiene bastante inspirada y es observar y hablar con los que siguen creyendo que el teatro es un modo de resistencia, que aún no han podido con los que seguimos haciendo teatro en el país. Esto sonara como una profecía, pero veo al teatro actual en el país como una etapa importante de un antes y un después, puesto que las crisis nos convierten en una fuerza abrupta que nos obliga a ser más creativos, más responsables con lo que decimos y más crueles, aquí arranca la innovación.

¿Existe una nueva generación de relevo?

Siempre va a existir generación de relevo en el teatro, y no porque el teatro no muera, sino porque siempre va a existir la oveja negra de la camada. Pero para las generaciones de relevo prevalezcan deben existir maestros que tenga la destreza de enseñar no solo la técnica, si no tener la habilidad de guiarte hacia tu búsqueda propia dentro del teatro. Me alienta saber que aún hay maestros así en el país. Por otro lado, pienso que los siete directores del festival y todo los demás jóvenes que se suman demuestra que si hay hoy en día generación de relevo en el país.

Agregar Comentario

Click here to post a comment