Inicio » Economía » Fedeindustria Carabobo sugiere hablar claro

Fedeindustria Carabobo sugiere hablar claro

Piden modificar la Ley de Ilícitos Cambiarios
Proponen priorizar dólares a sectores básicos y manufactureros /Juan Carlos Hernández
    Compartir

Lázaro Yáñez.- Rodolfo Cibanik, presidente de Fedeindustria-Carabobo, cree que el aplazamiento de los criterios que regirá el sistema de subasta de Divisas Complementarias (Dicom), favorece el alza de la moneda extranjera no oficial.

Explicó que “el incremento de  precio de la divisa extranjera, aunque es una acción especulativa, responde a criterios de mercado, el cual tiene mayor demanda que oferta”.

Dijo que tras los anuncios realizados por el presidente Nicolás Maduro, en la expo Venezuela 2017, a finales del mes pasado, los empresarios medianos pequeños y grandes que requieren divisas para comprar materia prima y reactivar su manufactura, esperaban que ya hubiese un lineamiento claro de cuáles serán las condiciones que el Dicom.

Expresó que lo poco que se sabe es que lo que dijo el vicepresidente Tareck El Aisami, quien refirió que será posterior al asueto de la Semana Mayor que harán públicos los anuncios referentes a este nuevo modo de adquisición de dólares. Los que a su juicio debe despejar las incógnitas referentes a si continuarán o no con el dólar protegido y qué parámetros aplicarán en la subasta de las divisas.

Fedeidustria Carabobo considera que la prioridad debe ser el sector primario y secundario de la economía (básicos y manufacturero), que son los que pueden, con liquidez disponible, obtener los insumos que posteriormente son transformados en productos terminados.

Recordó que “la reformulación de la Ley de Ilícitos Cambiarios es determinante, ya que permitirá que los inversionistas que tengan divisas en el extranjero las puedan invertir aquí pero sin temor a ser sancionados”.

Manifestó que, a pesar de estar vigente dicho mandato, según los ingresos aduaneros y portuarios, el año pasado el industrial privado nacional trajo insumos por un monto que se estima en $ 11 mil millones, lo que revela que hay una intención de no depender únicamente de las remesas nacionales.