Inicio » Economía » Corte de Apelaciones de París anula laudo por más de $1.000 millones

Corte de Apelaciones de París anula laudo por más de $1.000 millones

La sentencia del Laudo ratificó el ejercicio de la soberanía del Estado venezolano ante sus recursos minerales
    Compartir

ÚN.- La Corte de Apelaciones de París anuló parcialmente el Laudo Arbitral que exhortaba a Venezuela cancelar 966.500.000 dólares más los intereses a la empresa canadiense Rusoro Mining Ltd.

En el 2012, se comenzó un juicio ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) por 3.033 millones de dólares aunado a intereses contra Venezuela de la cual se obtuvo una sentencia del pago total en más de 1.000 millones de dólares.

La Procuraduría General de la República, en octubre de 2016, introdujo un Recurso de Anulación contra el Laudo ante la Corte de Apelaciones de París, que fue resuelto el pasado 29 de enero con una sentencia que anuló parcialmente el Laudo Arbitral.

La Corte de Apelaciones de París decidió que el Tribunal Arbitral falló al determinar una evaluación de las acciones de Rusoro sin contra con la variación posterior al 2008, ni la pérdida de valor de la empresa por los cambios en el regulatorio a partir del 2009; reseñó la Procuraduría de la República en nota de prensa.

Desde el 2002, Rusoro colaboró junto al Gobierno en el sector minero y en el 2008 se anexó a la empresa “Minera Versus”, integrada con 50% de acciones para la empresa canadiense y 50% para el Estado.

Luego de el cambio en la legislación referente al oro y diversos minerales estratégicos, el Estado resguardo las actividades de exploración así como las de explotación del oro, por lo cual el reglamento de aprovechamiento del oro reafirmó la soberanía del país ante los recursos estratégicos.

En ese sentido, se ejecutaron nuevas condiciones para la cooperación en empresas mixtas para garantizar una ganancia económica para el país.

La Ley también erradicó la concesión, la autorización y los contratos mineros, por lo cual las maneras de explotación debían reemplazarse por la de “empresas mixtas” con una aportación mayoritaria del Estado venezolano.

En ese sentido, Rusoro, como todas las empresas del sector, fue invitada a negociar su adaptación a las nuevas condiciones de la legislación, las cuales quedaron infructuosas.

La sentencia del Laudo ratificó el ejercicio de la soberanía del Estado venezolano ante sus recursos minerales así como el interés del Gobierno de proteger las riquezas del pueblo venezolano.

AVN

Agregar Comentario

Click here to post a comment