Rubén Limardo: «Tenemos que reordenar todo y pensar en positivo»

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Rubén Limardo tenía previsto retornar a Venezuela el 5 de abril, un día después del cierre del ranking olímpico de la esgrima que lo ratificaría en Tokio 2020, su cuarta cita deportiva universal. No obstante, la pandemia que azota al mundo entero trastocó los planes del campeón de Londres 2012 quien, aparte de cumplir con la cuarentena obligada en Ludz, Polonia, lejos de su familia, tendrá que esperar un año más para combatir en la pedana más importante.

Publicidad

“Ciertamente hay un clima de decepción y tristeza por el aplazamiento de los Juegos Olímpicos, pero sin duda alguna que ha sido la decisión más sensata”, comentó el campeón olímpico al pueblo de Venezuela en un Instragram Live realizado por la cadena deportiva Meridiano este lunes.

Para Rubén el deporte en este momento ha pasado a un plano secundario. La prioridad ahora es el ser humano, porque en este momento la competencia más importante es la lucha contra el Coronavirus.

“Hoy la prioridad es el prójimo, el que está enfermo, el que está solo”, remarcó.

El pasado 12 de marzo la Federación Internacional de Esgrima (FIE) suspendió todos sus eventos internacionales, justo cuatro días después de finalizado el Grand Prix de Budapest, dónde Rubén fue el mejor exponente de América al ubicarse en el puesto 21 de la clasificación final, adicionando 6 unidades para completar 103 puntos que lo ubican en la novena casilla del ranking olímpico individual de la espada.

Junto a él, nueve venezolanos intervinieron en suelo húngaro entre el 6 y el 8 de marzo: Jesús y Francisco Limardo, Fabián Caicedo, William Gascón, Gabriel Lugo, y por las damas estuvieron Eliana Martínez, Lizzie Asís, Patricia Piovesán y María Gabriela Martínez, todos quienes han pasado sin novedad los despistajes respectivos, toda vez tres miembros de la delegación de Corea del Sur, sumado a esgrimistas chinos, dieron positivo por Coronavirus tras la competencia.

“Después de todo eso, no nos quedó de otra que estar encerrados en casa. Cumplimos con los protocolos y gracias a Dios estamos bien”, señaló al respecto, recalcando que la dinámica de entrenamiento en casa la realizan “con los implementos que tenemos”:

“Podemos hacer algunos trabajos técnicos y tácticos, y sobre todo tratamos de no perder la forma física, pero lo que se ve perjudicado es el tema del combate en la pista, que es algo, evidentemente, que no podemos hacer”.

Reorganización es la clave

El verano japonés del 2021 inicia en el mes de mayo y toda la planificación deportiva, sumado al hecho de que 43% de los atletas del mundo aún se mantienen en procesos de calificación olímpica, harán que toda la agenda del deporte sufra modificaciones obligadas para que los deportistas lleguen en óptima forma a Tokio el próximo año.

“Ir a unos Juegos Olímpicos a los que ningún atleta iba a llegar en su mejor forma, no era lo correcto”, aclara Limardo. Y agrega: “Si tenemos que esperar un año más, lo esperamos, tenemos que reordenar todo y pensar en positivo”.

Rubén aseguró su calificación a Tokio el pasado 8 de febrero, tras colgarse la medalla de bronce en la Copa del Mundo de Vancouver, Canadá.

“Ahora tenemos una lucha más, una lucha fuerte, pero debemos ganar esta batalla en nombre de todas las familias que han perdido a sus allegados”, exclamó el mejor espadista de América en la actualidad.

“Le pido  a todos en Venezuela que se queden en casa, que cumplan con los protocolos de higiene y de seguridad. Saldremos de esta”, cerró.

PRENSA IND

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
Publicidad