Inicio » Deportes » Real Madrid mandó en París y dejó en el camino al PSG

Real Madrid mandó en París y dejó en el camino al PSG

En frente, Unai Emeri le brindó protagonismo a Ángel Di María en detrimento del lesionado Neymar. Para el argentino, era la oportunidad de cargar con su club, pero en el Parque de los Príncipes reinó la apatía
    Compartir

Líder/ÚN.-  El proyecto del Paris Saint Germain y sus aspiraciones por alzar la Liga de Campeones deberá esperar, al menos, un año más. Este martes, el cuadro galo no logró remontar al Real Madrid, que ganó a como visitante (1-2) y selló el pase a cuartos de final.

El campeón defensor no conoce de crisis en su competición favorita. Los 15 puntos menos que tiene en relación con el Barcelona por liga no hace mella en ellos cuando se plantan en el evento continental, aún cuando algunas piezas del equipo no tienen la contundencia de otras temporadas.

Para cristalizar la clasificación, Zinedine Zidane optó por una línea de cuatro volantes y dos delanteros, ponderando este esquema sobre el 4-3-3 que acostumbra a utilizar. El pelotón en la mitad de la cancha, apartando al habitual Casemiro, lo completaban Mateo Kovacic, Marco Asensio y Lucas Vázquez.

En frente, Unai Emeri le brindó protagonismo a Ángel Di María en detrimento del lesionado Neymar. Para el argentino, era la oportunidad de cargar con su club, pero en el Parque de los Príncipes reinó la apatía.

Entre ataques que llevaban su firma, la de Edinson Cavani o Kylian Mbappé, el cuadro local era más vehemencia que orden. Y en circunstancias como estas, además del rival, querer ganar no es suficiente.

Por los blancos la consigna era un poco más clara: aguantar, pero generando presión en la salida, evitando que su rival cruzara con facilidad el medio campo.

Cristiano Ronaldo era incisivo. 2018 ha sido bueno para él, con 15 goles en ocho dueles disputados en lo que va de calendario. En esa cifra de dianas se incluye el que le permitió a los suyo abrir el marcador. Era la fracción 51. Los parisinos corrían con la urgencia de no haber marcado en la primera mitad, por lo que su misión no era otra que la de poner más peso en el área contraria. Un poco descuidado en defensa, Vázquez logró mandar sin oposición un centro que el portugués conectó con violencia y a los pies de Alphonse Areola para celebrar y dar un golpe de gracia a los locales.

20 minutos después, una acción en la que el desorden fue la gran protagonista vio a Cavani igualar el marcador. Pero la sensación del PSG no se acercaba a lo que su público esperaba.

Zidane no solo sabía que el pase estaba a la vuelta de la esquina, también quería hacerlo con la victoria.

Dio ingreso a Tony Kroos, Gareth Bale e Isco. No guardarse nada en ataque le brindó frutos, arrinconando al que esta tarde debía ser el cazador.

A 10 del final, Casemiro tomó un rebote, disparo desviado, que le devolvió la ventaja al combinado merengue, marcador que no se movería y cuyo global cerraría 5-2 para el rey de copas.

Agregar Comentario

Click here to post a comment