Inicio » Deportes » Libertador FC mostró sus cartas en el empate a cero con el Caracas

Libertador FC mostró sus cartas en el empate a cero con el Caracas

El técnico, Leopoldo Prado, afinó el orden para replegarse y el equipo quedó listo para debutar contra Petare en Segunda División
Fotografía: Jonathan Duarte / Prensa Libertador FC
    Compartir

ÚN.- El último partido de preparación le sirvió este sábado a Libertador Fútbol Club ante el cuadro filial del Caracas FC en tercera división, para ir aceitando las piezas, afinar el funcionamiento táctico y recuperar a jugadores que todavía requieren tiempo para agarrar el ritmo competitivo, como el refuerzo argentino Guillermo ¨Bochy¨ Hoyos, único refuerzo del equipo alado para la primera parte del campeonato de Segunda División que se inicia el domingo 18.

El empate a cero que firmaron los equipos, en la cancha de grama artificial de Cocodrilos Sport Park en la Cota 905 de Caracas, mostró las fortalezas defensivas de las que echará mano el técnico Leopoldo Prado para mantener el orden en el repliegue y evitar ceder espacios al rival. “Con este juego buscábamos definir el once titular y los dos jugadores del regla (sub-20) que van a aportar en la primera contienda contra Petare. Es un resultado que no me lo esperaba, porque apenas tenemos dos semanas y media con la plantilla final¨, desgranó el ex volante creativo que se formó como entrenador abrevando en las fuentes del sabio Manuel Plasencia.

Libertador exhibió en el primer tiempo capacidad para ejercer una presión intensa en la mitad del campo a través de Kender Gutiérrez y Jesús Villarroel, amplitud y desborde por la banda izquierda con el ida y vuelta infatigable de Jhon Ariza y tuvo ráfagas de juego asociado, cuando el balón llegaba limpio a los botines de ¨Bochy¨ Hoyos, cuyo fútbol escurridizo, de precisión en el pase y toque profundo al corazón del área todavía requiere de más afinidad con sus socios en el ataque: Leandro Ramos, Josué Salazar y Jefri Vargas, quienes en el primer tiempo dedicaron más tiempo a las labores de presionar la salida del rival y tapar las líneas de pase.

¨Jugamos de tú a tú, con un buen ritmo y se vio que la pretemporada en la Colonia Tovar está haciendo sus efectos. Considerando al rival que enfrentamos hoy, que viene de la segunda con chamos que vienen trabajando juntos desde la sub-16, fue un resultado bien valioso y satisfactorio para la Libertador FC”, recalcó Prado que se formó como jugador en el San Bernardino y luego militó en el histórico Caracas Yamaha de Plasencia de quien se considera un fiel discípulo en el terreno.

En la segunda parte, el arquero Ángel Cásseres, otro integrante de la prolífica familia futbolera asentada en el barrio capitalino de Nuevo Horizonte, exhibió reflejos felinos para responder a dos tiros que buscaban los ángulos. Además, mostró sus cualidades de antiguo jugador de futbolito, para maniobrar en el área con desparpajo, sacarse la presión y entregar el balón limpio a sus compañeros en el mejor estilo del cancerbero germano Manuel Neur.

También hubo espacio para presentar en sociedad el talento de una dupla que puede hacer estragos en el fútbol venezolano por su despreocupación para jugar, la aceleración que imprimen al juego y su facilidad para entenderse en el terreno: Leonardo “El Tigre” Castillo (una promesa de 17 años) y el encarador Erick “Chiqui” Salas. Castillo generó un barullo a la defensa cayendo por la banda derecha y Chiqui produjo la más clara acción de peligro, cuando sirvió un genial pase de gol, pero Murillo llegó un segundo tarde para liquidar.

¨Hoy trabajamos la marca fuerte, rigurosa, para cortar las jugadas de inmediato con una falta táctica para impedir el contragolpe y no ser amonestados. Eso fue en lo que más hicimos énfasis en el partido¨, abundó el entrenador que dejó al equipo listo para enfrentar el próximo domingo 18 al Petare, en la primera fecha del torneo de Segunda División, en la misma cancha de Cocodrilos.

Agregar Comentario

Click here to post a comment