Inicio » Deportes » La FVB se quiebra en una lucha de poder

La FVB se quiebra en una lucha de poder

Bruno D’Addezio denuncia irregularidades y Francisco Delgado, secretario general, destaca que el presidente no se quiere reunir
    Compartir

Williams Brito.- La división de la junta directiva de la Federación Venezolana de Baloncesto es patente. Bruno D’Addezio, presidente de la institución, y Francisco Delgado, secretario general, están en polos opuestos y a pesar de que ambos destacan que el principal objetivo es desarrollar la disciplina, de la misma forma reconocen que en este momento hay una fractura. Una contradicción en los estatutos de la FVB, que anula las “decisiones separadas” de los  integrantes y obliga a que las directrices se diriman con los votos del alto mando, ha provocado el derrumbe del grupo que estuvo sólido para alcanzar el poder del ente que regula el baloncesto en el país.

Son cinco votos los que se deben colocar en la balanza: por un lado están D’Addezio y Rolando Urdaneta, director de eventos; mientras que del otro Armando Becker, representante de equipos, y Daniel Domínguez, director técnico, están con Delgado. En dos platos, el juego está trancado y bajo esos parámetros el trío Delgado-Domínguez-Becker tiene el dominio. Los bandos miden fuerzas y los medios han reflejado a través de los actores las contradicciones e irregularidades en una gestión que apenas tiene seis meses. La nueva etapa de la FVB no ha comenzado bien.

“Las diferencias no surgen de un día para otro. En agosto, cuando la selección disputaba las ventanas, fue el momento en que me di cuenta que íbamos en caminos separados, pero no estoy dispuesto a desviarme. Como presidente no quiero quedar expuesto. Hay cosas que no parecen sanas ni regulares”, indicó D’Addezio, el exjugador y entrenador que ocupa el máximo cargo.

Serie A, el punto de quiebre

La Serie A, la bandera de D’Addezio en la campaña electoral, fue unos de los puntos donde no hubo acuerdo. El mandatario afirmó en su cuenta de twitter que se pretendía cobrar por la inscripción de los equipos, algo que él no avalaba. Por su parte, Delgado comentó que “en la federación desconocemos el proyecto”.

“Lamento la ruptura, pero la vía para tomar las decisiones es la asamblea general. Hay diferencias en la visión. D’Addezio y Rolando Urdaneta suponen que la metodología era igual a la anterior gestión en la que el presidente de la federación proponía algo y se debía cumplir al pie de la letra. Dado el error en los estatutos de la FVB, el buen derecho dice que se debe ir a la junta directiva y por mayoría se toman las decisiones. Todos estamos de acuerdo en una liga como la Serie A, pero le pedimos un poco de respeto a los parámetros de FIBA”, afirma Delgado, abogado especialista en derecho deportivo.

La tranca se puede resumir de esta manera, según la brecha que deja abierta los estatutos: Si uno de los integrantes de la junta directiva crea una liga (así sea el presidente), otro representante puede anularla en la votación. Igual puede suceder con cualquier mandato ejecutivo. FIBA tendrá mucho trabajo para atender nuevamente a Venezuela.

D’Addezio riposta: “FIBA está informada de todo. Soy muy institucional. No hay nada que se quede a nivel de chisme. No puedo ser cómplice de un mal momento como este. Uno tiene responsabilidades con la gente y con los jóvenes. No es solo el tema de una liga o de las divisiones menores, sino que la gestión administrativa también debe seguir unos parámetros. Hay cosas que se están investigando a fondo, y estamos atentos al comportamiento y conductas que nos sean apropiadas, pues en parte soy responsable. Cuando alguien te dice que como presidente tu voto vale igual que cualquier otro, uno se pregunta qué estará en la mente de esa persona. Entonces para qué existen los cargos. Si trasladas eso al ámbito administrativo y financiero entonces qué me estás diciendo. Las cosas que uno permita que sucedan terminan sucediendo”.

El nudo que no se deshace

Delgado también advierte que está en comunicación permanente con FIBA. “Hemos convocado a Bruno para que se reúna. Incluso acudimos al Comité Olímpico para tratar el tema con una comisión mediadora, pero no asistió. Su posición ha sido radical. Hemos informado a la Federación Internacional para que esté al tanto de esta situación. El presidente no se acerca a las oficinas”, explica.

A pesar del desacuerdo, el ala que controla Delgado abrió una cuenta en un banco internacional independiente de la FVB: “Toda la información para la apertura de la cuenta la he manejado con Andrea Zaglis, secretario general de FIBA. La Federación Internacional puso unas reglas para abrirla en Estados Unidos, que está entre los países avalados. Como Federación no podemos abrir una cuenta (por los roces internos), por eso creamos la empresa Venezuela Basketball. FIBA hizo un contrato con esa empresa para la administración financiera y le dio un mandato con un copia y pega de lo que me dijo Zaglis. Bruno no estuvo de acuerdo. El tema quedó allí porque al no estar todos alineados, no hemos podido recibir fondos. No hemos avanzado hasta que no exista acuerdo total en la junta directiva”.

D’Addezio mantiene su posición. “No quiero quedar expuesto. Hay cosas que no parecen sanas. Como hombre de mundo uno nunca puede decir que no se puede hablar o negociar. Pero todos los acercamientos deben ser bajo lo establecido. Yo no he hecho nada fuera de lo que he prometido. Si alguien te dice: ‘Aquí somos tres contra dos, entonces tú no puedes hacer nada como presidente’. En ese caso, ¿Cómo seguimos? ¿Cómo se puede negociar?”, comenta.

Ambas partes no se cierran para reunirse. Las dos alas hacen trabajo separado, pero de mantenerse la brecha llegará la hora de tomar decisiones importantes como la designación de jueces y personal técnico para las ligas, la aprobación de un circuito por parte de FIBA.

Este es el capítulo incómodo de una historia que comenzó con el triunfo que sacó de la presidencia de la FVB a Carmelo Cortez, luego de 25 años de gestión. Si la centrífuga no coloca a todos los actores en el lugar que les corresponde (en una estructura federativa bien definida), pudiéramos estar en presencia de un enfrentamiento que tendrá un final desafortunado para el baloncesto nacional.

Agregar Comentario

Click here to post a comment