En la pelota | Carta para Kris Bryant

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Mi querido Kris…: Soy Frank (Home Run) Baker. Te escribo porque fui tercera base, como tú. Y porque quiero felicitarte, y felicito a los Cachorros y me felicito yo mismo, por tu decisión de quedarte en Chicago, bajo los azúcares de la clorofila que expelen las enredaderas de Wrigley Field.

En Chicago te adoran, y el amor debes pagarlo con amor. Si no, ¿con qué?

Además, siempre es mejor la casa anterior, por deficiente que sea, frente a la futura, siempre peligrosa por desconocida. Te irá muy bien en Chicago, jugarás pronto en otra Serie Mundial y la ganarán, yo que te digo.

Por otra parte, tu contrato no es nada malo, ¡18 millones 600 mil dólares por la temporada de este año!. Imagínate, en toda mi vida de bigleaguer, que fue de 13 temporadas, siete con los Atléticos, seis con los Yankees, hasta 1922, cobré apenas 73 mil 499 dólares. Y eso que me llamaban Home Run Baker, porque solía conectar jonrones con corredores en las bases.

Era época de bola muerta, o de pocos jonrones. Pero fui líder cuatro veces, imagínate, en 1911 con 12, eso sí, 115 impulsadas; en 1912 con 10, 130 remolcadas; 1913 con 12, 117 impulsadas; 1914, nueve, 89 remolcadas. Bueno, terminé en mis 13 temporadas, con 96 jonrones y 991 carreras puestas en home. Creo que no fue nada malo, ¿no?

Has sido un bigleaguer valioso, ya con 138 jonrones en solo cinco temporadas, y 403 carreras impulsadas. Desde luego, eso incluye los 31 cuadrangulares, las 77 remolcadas, los 35 dobles y el promedio de 282 del año pasado, cuando te pagaron 12 millones 900 mil dólares.

Abrazos de tu amigo en la distancia, Frank.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
×
Publicidad
×