El poder de Acuña Jr. no tiene límites

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

“Él es un jugador especial, de esos que nacen uno o dos por cada generación. Para él, el límite es el cielo”, eso fue lo primero que dijo el mánager de los Bravos de Atlanta, Brian Snitker, sobre Ronald Acuña Jr. a ESPN deportes, tras convertirse el jueves ante los Marlins en el pelotero más joven en conseguir una campaña de 30 jonrones en esta década.

El día en que estableció su treintena, en el currículum de Acuña Jr. se registraba con 21 años, siete meses y 21 días, para entrar en el grupo de 10 jóvenes con semejante poder en la historia de la gran carpa.

Superó en tiempo de conquista a Álex Rodríguez (22 años), aunque después de Mike Trout y Andruw Jones, quienes registraron su primera temporada de 30 o más jonrones y al menos 25 estafadas, con 20 y 21 años y cuatro meses, respectivamente.

“Lo que separa a Ronald de los demás jugadores es que nunca se rinde. Trabaja cada turno, cada pitcheo, con la misma intensidad”, opinó su compañero Freddie Freeman sobre el sabanero, que parece destinado a escribir páginas gloriosas en el mejor béisbol del mundo.

Ahora la meta es sumar la misma cantidad de robos. Con cuatro estafas más, se convertiría en el segundo venezolano en conseguir el 30-30, algo que solo logró (en dos ocasiones) Bob Abreu. Y un poco más allá los 40-40 en robos y jonrones, para ser el quinto en lograrlo.

Ya se emparentó con Miguel Cabrera como los criollos antes de los 22 calendarios con treinta batazos de vuelta completa, también con el citado Jones y Albert Pujols entre los latinos en lograr la gesta.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print