Chirinos se transformó en arma secreta sideral

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Washington. AJ Hinch, mánager de los Astros de Houston, tenía tan poca fe en el bate de Robinson Chirinos que colocó al receptor en un lugar poco importante al principio de la Serie Mundial…Parece poco probable que vuelva a hacer algo similar.

Chirinos ligó jonrones en juegos consecutivos, durante los encuentros tres y cuatro, en los cuales emergió como el toletero más improbable, que resultó providencial para Houston cuando el equipo más lo necesitaba.

Una noche después de golpear cuadrangular solitario que lamió el poste de foul del jardín izquierdo, Chirinos soltó vuelacercas de dos carreras a los asientos cercanos el sábado cuando los Astros vencieron a los Nacionales de Washington 8-1 para empatar la Serie Mundial a dos desafíos.

Chirinos bateó 17 jonrones esta temporada, pero no mostró poder en la Serie de Campeonato de la Liga Americana. Se fue de 15-0 en seis juegos contra los Yanquis de Nueva York, y no fue una gran sorpresa cuando Hinch lo retiró de la caja de bateo para colocar a Kyle Tucker con dos embasados y dos outs en el sexto acto del juego de la Serie Mundial.

Tucker se ponchó, el receptor de reserva Martín Maldonado supervisó el colapso de la séptima entrada de Houston, y el equipo voló a Washington perdiendo 2-0. Chirinos dijo que los jugadores hablaron en el vuelo sobre mantenerlo simple y no tratar de hacer demasiado.

Tal vez no estaba tratando de profundizar, pero Chirinos bateó el único jonrón de Houston en una victoria por 4-1 en el juego 3 el viernes y pudo celebrarlo con su hijo, David. Le dijo a su padre: “Buen trabajo, buen swing”, y Hinch tuvo la sensación de que Chirinos estaba empezando a estallar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
×
Publicidad
×