Inicio » Deportes » Baloncesto » Giuseppe Palmisano puede fijar una tendencia positiva

Giuseppe Palmisano puede fijar una tendencia positiva

El empresario carabobeño, flamante presidente de Trotamundos, está dedicado también a la industria del calzado
    Compartir

Líder.- La vinculación de Giuseppe Palmisano como presidente de Trotamundos de Carabobo puede ser trascendental y firmar un antes y un después, no solo en el Expreso Azul, sino también en la Liga Profesional de Baloncesto.

Palmisano es un exitoso empresario de la industria del calzado y eso no lo alejó de la pasión deportiva. “Soy un fanático más de Trotamundos de Carabobo”, afirmó vía telefónica el ahora jerarca de los carabobeños.

Esa función no es ajena para Palmisano. Desde la 2010-2011 hasta la 2014-2015 fue presidente de la Junta Administradora de la Fundación Magallanes de Carabobo y fue la cabeza principal de un bicampeonato naviero y de un subcampeonato.

“Trataré de crear a un Trotamundos ganador en base a lo que ha hecho la familia Blanco durante todos estos años”. Ese es el pensamiento de Palmisano, el de construir sin desechar el legado de una familia que lleva consigo en el pecho, el escudo de Trotamundos con sus ocho campeonatos de la LPB y sus tres títulos suramericanos.

“Es un reto para mí”, soltó sin tapujos Palmisano, quien habló con el presidente de la Junta Directiva de la LPB, Bob Abreu y le mostró luces de lo que puede hacer por el baloncesto criollo. “Vengo a poner mi granito de arena y me puse a las órdenes porque hay que reinventarnos ante la crisis que se vive actualmente”.

Desde las oficinas del Magallanes labró un equipo ganador y al mismo tiempo aportó ideas a la LVBP. “Son cosas distintas (LVBP y LPB) pero es el mismo gremio de directivos que buscamos ir hacia un mismo lado. El baloncesto ocupa un lugar importante en el deporte de este país”.

SIMILITUDES

“Me gusta dirigir y gerenciar. Este campo me apasiona”, justificó Palmisano. Su éxito en la industria del calzado llevando las riendas de Gran Turismo puede fijar una tendencia en la LPB. Puede ser este carabobeño uno de muchos hombres de negocios que se unan al gremio del deporte de las alturas.

Como Palmisano hay muchos, tanto en el baloncesto como en otros deportes. La familia Valentiner, primero con el fallecido Guillermo y luego con su hijo Philip ha construido una fortaleza económica y de éxitos mediante Laboratorios Vargas y la Organización Cocodrilos. Lo primero un negocio familiar y lo segundo derivado en la propiedad de franquicias exitosas en el fútbol y baloncesto venezolano como lo son Caracas FC y Cocodrilos de Caracas.

También existe la gestión de Rafael Rodríguez Rendón un abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, que encontró en los Tigres de Aragua un búnker para construir mediante sus conocimientos en derecho, la “ley” felina en la LVBP, donde los aragüeños alcanzaron nueve finales entre la campaña 2001-2002 y la 2010-2011, ganando seis de ellas.

“El éxito deportivo justificará mi entrada a Trotamundos”. Por ahora Palmisano se fija la meta de traer nuevas alegrías al quinteto cabrialense que no gana un título desde 2006, pero también abre la posibilidad de que la LPB se nutra de más empresarios exitosos.

Agregar Comentario

Click here to post a comment