Movilizarse cuesta Dios y su santa ayuda | Últimas Noticias
Inicio » Comunidad » Movilizarse cuesta Dios y su santa ayuda

Movilizarse cuesta Dios y su santa ayuda

El Gobierno habilita camiones para trasladar a los pasajeros
Foto Referencial
    Compartir

Katherine Dona/Carlos Viloria.- Salir del hogar al trabajo o centros de estudios se ha convertido en una odisea durante los últimos meses, no solo en la Gran Caracas, sino también en el interior del país.

El drama obedece, según los presidentes de líneas de transporte público, a las pocas unidades que se mantienen operativas, y que aún no han presentado fallas mecánicas.

Dicen que el parque automotor destinado a prestar este servicio ha mermado en los últimos meses, debido a la cantidad de busetas accidentadas, a las que no se les consiguen repuestos.

Los usuarios, ante este problema, buscan usar el sistema Metro y servicios de transporte público como el BusCaracas, Metrobús y rutas de circunvalación que ofrece el Sistema Integral de Transporte Superficial, CA (Sitssa), en Caracas y el interior del país. Sin embargo, estos sistemas no se dan abasto ante la demanda diaria, sobre todo en las horas pico.

Aumento arbitrario

Tradicionalmente, el aumento del pasaje en rutas urbanas, suburbanas e interurbanas se concertaba entre los gremios del transporte, alcaldías, organismos de protección al consumidor y ministerios con competencia en el tema.

Este año, las dos últimas alzas de tarifas han sido unilaterales por parte de las líneas de transporte público, sin que quede establecido legalmente en la Gaceta respectiva.

El usuario, ante la intimidación y amedrentamiento de choferes y colectores, termina pagando el incremento, en su necesidad diaria de movilizarse del hogar al trabajo o escuela y retorno al hogar.

Peor situación sufren los que residen en las ciudades dormitorio. El drama es de tal magnitud, que el estado ha tenido que aplicar planes de contingencia para trasladar a los ciudadanos, con camiones de diversos organismos públicos, incluidas la Policía Nacional Bolivariana y Guardia Nacional Bolivariana.

Paradas en Caracas, como las que cubren rutas a los Altos Mirandinos, Vargas y Guarenas-Guatire, se abarrotan en las noches de pasajeros que quieren volver a sus casas después de la jornada de trabajo. En estas circunstancias, el abuso se hace presente cuando los choferes intentan triplicar el costo del pasaje y el pasajero asume pagarlo ante el riesgo de quedar varado en una ciudad llena de peligros.

Desde el pasado 1 de noviembre, los conductores de rutas urbanas, a la cañona, comenzaron a cobrar Bs 700 y aún más en trechos largos.

Hasta la fecha, el Gobierno no se ha pronunciado ante tal abuso. La mayoría de los usuarios está consciente de que este aumento es necesario. Pero claman porque se haga con la legalidad que corresponde en un Estado de derecho.