Buñuelos de yuca con melado

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

INGREDIENTES para el melado:

• 500 g. de papelón en trozos pequeños (si el papelón es muy oscuro o salobre puede reemplazarse por azúcar, alrededor 1/3 ó 1/4 de su peso).

• 2 tazas de agua

• 12 clavos de especia

INGREDIENTES para los buñuelos

• 3/4 de kilo de yuca

• 6 tazas de agua

• 3 cucharaditas de sal

• 1/3 de taza de queso blanco duro, tipo llanero, rallado

• 1 huevo

• 1 taza de aceite para freír

PREPARACIÓN:

El melado de papelón. Pon en una olla grande, para que no se derrame al hervir, el papelón en trocitos con las dos tazas de agua y los clavos de olor. Llévalo a un hervor y cocínalo a fuego fuerte, durante unos 18 a 20 minutos o hasta que las gotas caigan lentamente de una cuchara de madera formando una pequeña hebra. Se retira del fuego y se cuela inmediatamente por un colador de alambre, para eliminar los clavos e impurezas. Se pone aparte.

Los buñuelos. Se pela la yuca, se parte en pedazos, se le quita la vena central y otras partes duras. Se lava y se pone al fuego en una olla con agua que la cubra, aproximadamente seis tazas. Se lleva a un hervor y se cocina durante 30 minutos, se le agregan las tres cucharaditas de sal, y se continúa cocinando hasta ablandar pero sin dejar que se deshaga, alrededor de 30 minutos más. Se retira la yuca del fuego, se escurre y se pone aparte, hasta que enfríe un poco. Se muelen juntos, finamente, la yuca y el queso con una máquina de moler maíz, o pasa puré. Lo pones en un envase, le agregas el huevo y mezclas todo muy bien, hasta que el huevo se incorpore completamente a la masa y se forme una pasta homogénea. En un caldero pequeño se pone suficiente aceite a calentar, de modo que puedan flotar en él los buñuelos.
Para hacer los buñuelos se toma con la punta de los dedos mojados, o con una cuchara, un poquito de la mezcla y ayudándose con otra cuchara, se dejan caer en el aceite caliente uno a uno, sin darles forma ni alisarlos. Deben quedar de forma irregular, y no se deben freír muchos a la vez.
Se fríen los buñuelos dándoles vueltas con una cuchara perforada y hasta que estén bien dorados, unos 3 minutos en total.
Se sacan del caldero escurriéndolos bien y se colocan sobre un colador de alambre forrado interiormente con papel absorbente, para eliminar el exceso de grasa. Luego los colocas en un envase profundo y los bañas con el melado de papelón caliente, al momento de servir.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad