Últimas Noticias Logo

Caracas, 17/09/2014
Iniciar sesión| Registrarse


SERVICIOS PÚBLICOS | 17/08/2013 06:00:00 a.m.
Se acabaron los rollos para tener su licencia de conducir
En las manos de las personas que salen de las oficinas del Instituto Nacional de Tránsito Terrestre (Intt) reluce la licencia de conducir recién entregada. 

Se acabaron los rollos para tener su licencia de conducir
Después de la foto, imprimen y entregan. (Creditos: Orlando Alviárez )
Gabriela Rojas| ÚN.- En las manos de las personas que salen de las oficinas del Instituto Nacional de Tránsito Terrestre (Intt) reluce la licencia de conducir recién entregada. 

Muchos observan con gesto incrédulo y revisan con detalle el documento después de haberlo obtenido en menos de 30 minutos.

"Y pensar que yo pedí toda la mañana en mi trabajo para hacer esta diligencia (renovar), pero salí en 15 minutos. ¿Qué te parece?", dice Hermes Mora. 

Mora llegó a las 9 am, una hora antes de lo que indicaba el horario de su cita asignada por el sistema automatizado. 

Su experiencia previa para tramitar el mismo documento no le auguraba nada bueno: "la primera vez que intenté sacar la licencia tardé como un año para que me la dieran. Iba a El Llanito una vez a la semana y después de echarme ese viaje me decían tranquilamente 'no hay material, venga la otra semana'. Me cansé y tuve que pagar un gestor. De repente apareció el material y me la dieron rapidito".

En esta oportunidad hizo el proceso a través de Internet y con algo de desconfianza asistió a la cita. "No hice ni cola y tengo la licencia de una vez. No sé que hicieron, pero resolvieron el cangrejo que tenían". 

El "cangrejo" al que se refiere comenzó a desenmarañarse en 2008, cuando se inició la implementación del proceso automatizado. 

"Antes las licencias eran troqueladas y había que rogar para que llegara el material o para que no se perdiera el expediente. En el mejor de los casos una persona podía esperar de tres a seis meses para que le emitieran una licencia por primera vez y a veces hasta un año para renovar", explica Emilce Arriojas, líder de área de licencias del Intt.

Hace 10 años, la capacidad de las máquinas troqueladoras permitía la expedición de 100 licencias mensuales por oficina. Arriojas asegura que han logrado tener un promedio de emisión de 5 mil a 6 mil licencias por mes, solo en la sede central de La California, sin contar las estadísticas de las otras 42 oficinas del país que trabajan con sistema en línea.

De prueba. En el primer acercamiento a la página web del Intt, el usuario se encuentra con un primer requisito: registrarse. Le da clic a la sección de "Citas". Llena los datos. Aceptar. Listo en 10 minutos. 

Pero al terminar este paso aparece la palabra "error". Problema a la vista. Vuelve a intentar. No, nada. Es una computadora y no da soluciones. 

A un lado de la página titila un anuncio con un número de teléfono. Llama. La primera opción es "licencias". 1 minuto, 15 segundos: "Gracias por llamar al Intt ¿en qué puedo ayudarle?". El usuario explica que la computadora le da error, que no sabe qué hacer, que no tiene la cita, y ahora qué hace.
"Vamos a verificar sus datos. Espere en línea". 1 minuto, 32 segundos. "Disculpe el tiempo en espera, ya corregimos el problema. Revise su correo donde está la verificación de su solicitud". 

Conseguir la cita requiere dos pasos: registrarse y confirmar la verificación automática. El sistema emite una planilla con sus datos donde le indica lugar y hora de la cita. Pero el tiempo de asignación varía según la oficina seleccionada. En el primer intento, el usuario escoge la sede central en La California: la cita será un mes después. Mucho tiempo. Pero existe la opción de cancelar y vuelve a intentarlo. Al elegir una oficina diferente logra su cita para el día siguiente. 

"Tratamos de descongestionar la sede central para resolver casos como personas que no aparecen en sistema o atender a los que vienen del interior del país", explica Arriojas.

Las estrategias aplicadas en estos cinco años han funcionado: asignar horas específicas; hacer jornadas especiales un sábado al mes para todo tipo de trámites; atender a los funcionarios públicos en horario especial (de 3 a 6:30 pm); y ahorrar el trámite electrónico a personas de la tercera edad.
"Vamos a otra etapa. Estamos en el plan piloto del sistema domiciliario para que las personas puedan recibir la licencia en su propia casa", afirma Arriojas. 
 

grojas@cadena-capriles.com


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad