Últimas Noticias Logo

Caracas, 25/07/2014
Iniciar sesión| Registrarse


SALUD | 03/08/2012 12:29:05 p.m.
El trastorno bipolar no es sinónimo de locura
15% de los pacientes bipolares mueren por suicidio, por lo cual es importante dar con el diagnóstico a tiempo para indicar el tratamiento farmacológico más adecuado

ÚN| Noticias. -El trastorno bipolar (TB) es una enfermedad neuropsiquiátrica en la que el paciente manifiesta episodios depresivos y de euforia; esta última mejor conocida en el gremio psiquiátrico como manía. Estos eventos no son tan intermitentes entre sí como se cree, ya que pueden mantenerse desde semanas hasta meses. 

La psiquiatra Mónica Bifano, secretaria del Colegio Venezolano de Neuropsicofarmacología (CVN), explicó que según los síntomas clínicos, el trastorno bipolar puede ser tipo I, con episodios severos de manía (incrementos extremos de alegría, energía, optimismo, hipersexualidad, insomnio, con o sin irritabilidad, entre otros) y de depresión (con cuadro clínico de tristeza, que puede incluir fatiga, insomnio, hiposexualidad, pesimismo, poca energía, incluso ideas suicidas); y tipo II, con eventos de depresión mayor y episodios de manía de poca intensidad.

Desde hace décadas existen tratamientos farmacológicos que le permiten al paciente controlar su inestabilidad emocional, pero es importante registrar la historia de vida para un buen diagnóstico y así saber si la persona tiene un polo predominante depresivo o maníaco con el fin de ofrecer la opción que más se adapte a sus síntomas. 

Para ello es necesario  conocer que a pesar de su semejanza, ambos tipos de TB son diferentes; en la bipolaridad tipo II la depresión se acentúa más, haciendo que el paciente pierda el interés por sus actividades rutinarias como dormir, comer y trabajar. 

Por su parte, Luis Madrid, presidente del Capítulo Venezolano de la Sociedad Internacional de Trastorno Bipolar, enfatizó que mientras más pronto se detecte la bipolaridad, más rápido se evitarán conductas que podrían conllevar a complicaciones irreversibles. “Durante episodios depresivos, la situación puede agudizarse si no se cuenta con diagnóstico temprano, ya que pueden aparecer alucinaciones e ideas delirantes que le hacen dudar al paciente acerca de su presencia en el mundo. Incluso, 15% de las personas con TB cuyo polo es depresivo se suicidan”.

La doctora Bifano explicó que “si bien la etapa depresiva característica del TB tipo II, es la más complicada, ésta es controlable con estabilizadores del ánimo como la lamotrigina”, un medicamento que tiene más de 10 años de uso para esta condición en Venezuela. También informó que dicho fármaco disminuye las recaídas depresivas ocasionadas por las alteraciones del sistema nervioso central de la bipolaridad.

Los galenos asistieron recientemente a un encuentro organizado por el Colegio Venezolano de Neuropsicofarmacología que contó con el apoyo de GlaxoSmithKline Venezuela, C.A con el objetivo de presentar y difundir la Primera Guía Para el Abordaje del Paciente con Trastorno Bipolar. En el marco de la actividad los doctores Bifano y Madrid reiteraron que si bien los adelantos médicos han revelado diversas terapias farmacológicas para el tratamiento de esta enfermedad, el diagnóstico precoz es un factor que recae directamente sobre la calidad de vida de personas con bipolaridad.




Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad