Últimas Noticias Logo

Caracas, 29/11/2014
Iniciar sesión| Registrarse


PARROQUIAS | 15/05/2012 06:30:00 a.m.
Viviendas en El Ponsigué de Cúa se parten como galletas
del sector le pasa factura a las estructuras de la urbanización

Viviendas en El Ponsigué de Cúa se parten como galletas
En la urbanización residen 900 familias (Creditos: Maurín Hernández)
Maurín Hernández | Últimas Noticias

Como si las hubiese afectado un temblor se encuentran las viviendas de la urbanización El Ponsigué, en el municipio Urdaneta de Cúa. Filtraciones y fallas del terreno le han pasado factura a las residencias, lo que ha generado problemas estructurales.

En la urbanización residen 900 familias. Según lugareños, las autoridades locales se han hecho de la vista gorda ante la cantidad de problemas que los aquejan.

Yaritza Núñez, vecina de la comunidad, explicó en el lugar residen familias provenientes de Nueva Tacagua, a las que les asignaron un techo nuevo hace cuatro años por encontrarse damnificadas.

“Al parecer, el terreno donde están edificadas las viviendas no es apropiado y por eso se generaron los daños estructurales. Hay casas cuyos terrenos se han hundido de un lado y quedaron desniveladas”, dijo.

Núñez apuntó que los vecinos han realizado reparaciones en las casas, pero no ha sido suficiente, pues cuando tapan una grieta se abre otra “como por arte de magia”.

La situación les preocupa. Aseguró que, en la vía, hay una filtración grave -que ya es del conocimiento del personal del ayuntamiento-, pero a pesar de los llamados no terminan de resolver el problema.

“Vinieron las cuadrillas de ingeniería hace como un año para arreglar el tubo. A ciencia cierta no sabemos qué fue lo que hicieron, dado que la humedad sigue y en frente de las casas se forma un laguna que es un criadero de plagas, como zancudos”, acotó.

Más rollos. Erickson Niño, vocero de Contraloría del Consejo Comunal Ponsigué parte Alta de Cúa, indicó que en la comunidad también tienen problemas con la vialidad, dado que está pendiente un trabajo de bacheo.

“El alumbrado público es un desastre, y para colmo de males hay luminarias que están ‘directas’ y quedan encendidas todo el día”, señaló.

Niño acotó que el servicio de aseo no es regular y pasan hasta 15 días sin recolección.

mhernandez@cadena-capriles.com


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad