Últimas Noticias Logo

Caracas, 29/11/2014
Iniciar sesión| Registrarse


PARROQUIAS | 17/05/2012 05:00:00 a.m.
Filtraciones debilitan transversal en Puerto Viejo
Falta de atención gubernamental preocupa a 120 familias

Filtraciones debilitan transversal en Puerto Viejo
(Creditos: José Castillo )
Frank Hernández/Servineco | Últimas Noticias 

Los habitantes de la urbanización Puerto Viejo (Urimare) temen que se pueda producir, de un momento a otro, un derrumbe en la segunda transversal del sector.

Esto se debe a que el cerro que bordea la calle tiene una fuerte filtración de agua de lluvia, aceite y químicos. 

Los líquidos son desechados por varios talleres mecánicos y una cementera ubicadas en la parte alta de la urbanización adyacente a Playa Grande.

Una laguna de líquido negro espeso, y además pestilente, se encuentra empozada a lo largo de la transversal.
La tanquilla ubicada en esa calle está obstruida.

Reclamo añejo. “Desde el año 1998, cuando existía la junta vecinal y comenzamos a detectar este problema, venimos denunciando esta situación”, contó el vocero comunal del sector, Manuel Castilla.

Dijo que desde ese año han solicitado reiteradamente la colaboración de los dueños de talleres y de la cementera para que desvíen sus desechos, pero nunca recibieron la colaboración requerida.

“Lo único que hemos logrado es que la cementera levantara un muro de contención en un tramo del cerro, pero el bote aumentó y rebasó la protección”, explicó Castilla.

El vecino también lamentó que el gran reguero de aceite “se ha convertido casi en un patrimonio histórico de este sector. La gente, por desgracia, se acostumbró a ello”.

Acumulación. 

A esta situación, que preocupa y afecta a 120 familias (443 habitantes), se suma la falta de atención gubernamental.

El comunal resaltó la acumulación de desechos en la misma transversal dos, debido a que “nunca pasa el aseo por aquí”. Además, al final de esa misma calle hay un bote de aguas servidas. Este bote se une a otro similar en la calle uno y ambos llegan hasta la avenida principal.

La pestilencia es constante y se pone peor cuando llueve, como ocurrió la semana pasada con los chaparrones que cayeron en la entidad.

“Siempre estamos tratando de llamar la atención del gobierno regional para que nos dé una mano, pero es como si no existiéramos”, dijo.

fhernandez@cadena-capriles.com


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad