Últimas Noticias Logo

Caracas, 19/12/2014
Iniciar sesión| Registrarse


EDUCACIÓN | 25/06/2012 06:27:00 a.m.
Padres pasan las de Caín para conseguir cupos en escuelas
Para los representantes, el dilema no sólo radica en las dificultades para alcanzar un cupo escolar en educación inicial, primaria o bachillerato. También cuenta la distancia entre sus hogares y planteles, las condiciones de riesgo en sus accesos y hasta las horas de clases recibidas

Padres pasan las de Caín para conseguir cupos en escuelas
Alerta ante clima de violencia en algunas escuelas (Creditos: ÚN)
Abrahán Carvajal.- La educación es un derecho humano y un deber social fundamental, es democrática, gratuita y obligatoria. Así rezan los artículos 102 y 103 de la Constitución nacional, que además delega esa función al Estado de modo indeclinable y en todos sus niveles.

No obstante, esa posibilidad se complica para algunos padres o representantes, quienes temen por el porvenir de sus hijos, sobre todo cuando se acerca el inicio del año escolar. 

"Tenemos que movernos desde abril y suplicar en un plantel público o privado. Si nos achantamos, el muchacho se queda sin cupo", dijo Yuly Masabet, quien vive en Río Chico (Mir) y refiere que en los centros educativos de la zona ya "sacan cuentas" para decidir sobre la posibilidad de condensar los turnos o acondicionar las infraestructuras para así satisfacer la demanda.

"Las aulas lucen repletas con más de 40 muchachos por grado. Las escuelas públicas están colapsadas. Bajo esas condiciones, el maestro no brinda una atención directa a cada uno y eso dificulta la asimilación del conocimiento", reflexionó Masabet.

Todo un calvario

Para los representantes, el dilema no sólo radica en las dificultades para alcanzar un cupo escolar en educación inicial, primaria o bachillerato. También cuenta la distancia entre sus hogares y planteles, las condiciones de riesgo en sus accesos y hasta las horas de clases recibidas.

"A mi hija la asignaron al Liceo Tito Salas de Las Minas (Bar), aunque mis otros hijos ya estudiaban en el José Alberto Velandia. Quedé alarmada cuando supe que en el primero roban a los estudiantes en las escaleras y la droga circula parejo por los alrededores", dijo Isabel Reyes, quien pasó las de Caín para realizar el cambio de escuela para su hija.

"En la Zona Escolar me dijeron que no había cupo. Me dieron un papelito y recomendaron esperar. ¿Esperar a que mi hija perdiera su primer año? Sólo me quedó ir hasta el Velandia, arrodillármele a la directora e insistir para que finalmente la aceptaran", recordó Isabel, al tiempo de mostrar su preocupación por los niveles de violencia y abandono que reina en un buen número de planteles educativos.

Mala planificación

Según Olga Ramos, coordinadora del Observatorio Educativo de Venezuela, la mala distribución de las escuelas en el país y las deficiencias de los servicios que presentan la mayoría de esas infraestructuras inciden en su galope hacia el colapso.

"La escuela de un caserío también acoge a los estudiantes de un sector vecino. En los barrios, como Petare, los planteles quedan en la parte baja y la gente vive cerro arriba, mientras en las invasiones tampoco dejan un área para la educación", reflexionó Ramos sobre el déficit de centros.

"El niño atraviesa un largo trayecto, cuando la zona escolar debe velar para que estudie a menos de 400 metros de donde reside, si es en educación inicial", prosiguió Ramos, que también alerta sobre deficiencias en el suministro de comedor y otros servicios, lo cual incide en la deserción escolar.

Mariano Herrera, otro especialista, recordó que -según cifras del Gobierno- 2 millones de niños entre 0 y 8 años de edad no están escolarizados. 

De acuerdo con los datos suministrados en el informe anual de Provea con cifras del Ministerio de Educación, para el año escolar 2008-2009 existían 25.845 planteles, de los cuales 21.551 eran públicos y 4.294 privados. 

Esa tendencia varió en 2009-2010, cuando se contabilizaron 26.197 el sector oficial con 21.736 centros, mientras que los privados aumentaron a 4.461.

La defensoría resuelve

El ingreso a la educación inicial, 1° grado, 1° año y el ciclo diversificado se ha convertido en verdaderos "cuellos de botella" para los padres. Según el Ministerio de Educación, cada curso debe tener un máximo de 38 alumnos, una condición que complica el panorama para las autoridades de planteles, que optan por responder con un rotundo "no hay cupo" a buena parte de los padres que hacen fila en sus instalaciones. 

"Las zonas escolares se encargan de distribuir a estudiantes, pues ahí llegan los datos de los colegios públicos o privados. Pero muchos centros están colapsados y los números no dan", aseguró Luisa Pernalete, investigadora del Centro de Formación de Fe y Alegría. 

"Al final, si se les niega el cupo, deben acudir a la Defensoría del Menor porque a los niños no se les puede violentar el derecho a la educación".

Ministerio Registra aumento

La ministra de Educación, Maryann Hanson, informó recientemente que ejecutan trabajos en 525 planteles educativos. Las obras incluyen rehabilitación integral, ampliaciones e incluso construcción de centros educativos. Todos estarán listos en septiembre, para el inicio del nuevo año escolar. 

Un reciente informe de la Unesco reporta que Venezuela viene "teniendo una tasa sostenida de crecimiento en la matrícula escolar de la educación inicial", indicó Hanson, declaraciones que fueron publicadas por AVN. 

La ministra precisó que la actual tasa de atención de niños y niñas entre tres y cinco años de edad es de 72%, y de 73% en el caso de estudiantes de educación media. Por ello, el Gobierno se estima construir 2 mil 800 Simoncitos y 450 liceos en un período de cinco años.


acarvajal@cadena-capriles.com


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad