Últimas Noticias Logo

Caracas, 01/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


CIUDAD | 04/04/2011 07:37:03 p.m.
"Guacara" trae esperanzas de más manatíes
El manatí procedente de Florida bautizado como “Guacara” permanecerá desde hoy en el Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico de la Universidad Interamericana, donde ejercerá de padre sustituto de bebés huérfanos de la especie.

"Guacara" trae esperanzas de más manatíes
(Creditos: EFE)
El manatí procedente de Florida bautizado como “Guacara” permanecerá desde hoy en el Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico de la Universidad Interamericana, donde ejercerá de padre sustituto de bebés huérfanos de la especie.

El director del centro, Antonio Mignucci, señaló que la presencia de “Guacara” servirá además como ejemplo educativo para la comunidad, con el objetivo de que se conozca mejor el peligro de extinción al que se enfrenta esta especie en Puerto Rico y otras zonas del Caribe.

Mignucci señaló que “Guacara” será cuidado por una plantilla de biólogos y veterinarios encargados de mantener su estanque y alimentarle diariamente con los cerca de 30 kilogramos que necesita para su supervivencia.

Para ayudar en la alimentación del manatí, la universidad y el centro también llevan a cabo un proyecto de cultivo de jacintos de agua y malezas acuáticas de forma acuapónica para obtener la dieta del animal de forma natural, con la ayuda de peces.

Mignucci dijo que “Guacara” es un manatí especial por su historia de supervivencia y sus impedimentos físicos.

El manatí fue golpeado en 2008, a los tres años de edad, por una lancha en el río Wakulla, en el noroeste de la Florida, lo que le dejó cicatrices en su lomo y lesiones en el diafragma y los pulmones.

Las lesiones le incapacitaron para flotar normalmente y redujeron su capacidad de subir a la superficie a respirar, por lo que fue sometido a un largo tratamiento en el Parque Zoológico Lowry, en Tampa, e incluso se valoró sacrificarlo.

“Es un embajador acuático que servirá para llevar el mensaje de conservación, no tan solo de los manatíes, sino también del medio ambiente y de otras especies marinas que penosamente corren la misma suerte”, subrayó el profesor universitario.

Mignucci solicitó el traslado del manatí a Puerto Rico y, en diciembre pasado, el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Estados Unidos lo autorizaron.

El animal permaneció en cuarentena en el Zoológico de Puerto Rico de Mayagüez hasta que a sus 6 años de edad y con casi medio y metro de longitud y 300 kilogramos de peso fue trasladado a su nuevo hogar, en las instalaciones del Centro en el Recinto de Bayamón de la Universidad Interamericana.

La especie habita las Antillas, en ríos y estuarios de la cuenca del mar Caribe, especialmente en las costas de Puerto Rico.

EFE


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad