Un canto para Alí Primera se escuchó desde el Panteón

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

A las 11:00 de la mañana de este jueves el Panteón Nacional escoltó a los defensores de la canción que, una vez más, se reunieron para recordar a su gran precursor, el cantor del pueblo, Alí Primera.

Publicidad

Miembros de los colectivos Un canto y Watuyusei, familiares, amigos y admiradores acudieron al tradicional encuentro, la marcha de los claveles rojos, que este año conmemoró el 35 aniversario de su siembra.

Armados con sonrisas, cuatro y tambora, comenzaron los cantos que, a modo de consigna, hicieron un llamado de atención por la igualdad y la liberación de los pueblos.

La noche del jabalí, No basta rezar, Vamos gente de mi tierra, Casas de cartón, Paraguaná, Yo no sé filosofar, Tin Marín, José Leonardo, La soga y Sangueo para el regreso fueron algunos de los temas que entonaron al unísono las decenas de personas que, con su clavel rojo, marcharon hacia la plaza que lleva su nombre para, desde ahí, seguirle rindiendo honores.

Luego, continuaron en el Teatro Nacional con un recital dedicado a Solimar Cadenas, joven cantora que luchaba por la naturaleza y la revolución.

En el concierto, participaron Sandino Primera, Amaranta Pérez, Ana Cecilia Loyo, Leorana González, la negra Rumbos y Uszha, por nombrar algunos.

La marcha de los claveles dio cierre, en Caracas, a una semana dedicada a Alí en la que los colectivos realizaron la siembra de 30 árboles en la comunidad de Los Mecedores, en la parroquia La Pastora, junto a niños de la zona, con quienes además hicieron una recolección de basura y plástico «para darle acción a las palabras que, en su canción, promovieron Alí y Solimar», dijo la también cantora, Amaranta Pérez.

Otros homenajes. Durante esta semana se realizaron foros-canciones, que sirvieron para recordar anécdotas, sueños, trayectoria y aportes, así como el compromiso de Alí y Solimar con su pueblo.

De estos encuentros se lograron recopilar una serie de imágenes y materiales audiovisuales, que tienen proyectado publicar en una página web dedicada a la joven boconoense, fallecida en 2009.

De igual forma, fue recordada la obra del juguetero merideño, César Albornoz, quien falleció el pasado miércoles y dejó como legado un parque hecho con material de desecho, así como al recién desaparecido Adelis Fréitez, director de Carota, Ñema y Tajá, por ser referencia de la cultura identitaria.

“Nos hemos formado con el canto y legado de Alí, y el sabernos convocados nos hace sentir acompañados en la esperanza de ese mundo que todos soñamos a partir de su canción y de lo que él vino recogiendo, que es la esperanza de nosotros como pueblo desde hace bastante tiempo”, expresó Florentino Primera durante el recorrido.

Informó también que hoy se inicia la celebración en Paraguaná, cuna del cantor del pueblo, donde se realizará la clausura del Festival El Lunerito, que busca motivar a las nuevas generaciones a que conozcan el canto de Alí, así como los ritmos populares y ancestrales de nuestro país.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
Publicidad