Últimas Noticias Logo

Caracas, 25/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


TENDENCIAS | 28/04/2012 01:37:45 p.m.
Lograr placer sólo con un objeto
Los juguetes eróticos forman parte de la excitación, pero no son fetiches

Lograr placer sólo con un objeto
Hay que ponerle creatividad a la rutina. (Creditos: Archivo)
Gabriela Rojas| Últimas Noticias

Caracas. Un encaje suave, unas medias panty, zapatos con tacones de aguja. Para algunas personas, un objeto se puede convertir en el único camino para llegar al placer.

"Muchas personas tienen rasgos fetichistas porque le gustan las manos de las mujeres o los pies de los hombres, o cierto tipo de lencería les exalta la pasión pero una experiencia fetichista es distinta al fetichismo", explica el sexólogo Gerardo Giménez.

El especialista aclara que cuando se habla de fetichismo se refiere a la expresión de una patología o parafilia, en el que como mínimo durante más de seis meses una persona queda fijada en obtener el placer sexual, única y exclusivamente con un objeto específico sin el cual no puede excitarse.

Más que objetos. El gusto por los juguetes sexuales o la utilización de símbolos eróticos como los tacones, el látex o la ropa íntima no son considerados fetiches cuando sólo se incorporan como parte de la actividad sexual.

"Hay una tendencia a que la gente describa objetos comunes de la cultura erótica pero para que sea un fetiche debe necesitar de ese objeto, aunque tenga una pareja. Incluso tiene que lograr la excitación previa con el objeto así sea presente o imaginario", y agrega que el fetichismo de pies es el más referido en las consultas.

"Los pies se consideran fetiches porque aunque funcionan como zona erógena, no pertenecen al área genital pero generan mucho placer", indica Giménez.

Muñecas reales. Casi perfectas, hechas a la medida, con rasgos humanos, moldeadas en silicona, las "real dolls" (muñecas reales) se convierten en más que una opción para obtener placer.

La superación de las muñecas inflables es un objeto de placer tan elaborado que se cotizan en el mercado europeo y estadounidense entre 5 y 7 mil dólares.

El comprador las imagina y envía las características que quiere al fabricante: altura, talla de senos, color de cabello y de piel, e incluso longitud vaginal. Son tan particulares que algunos hombres las han convertido en sus "esposas" y mantienen relaciones sexuales sólo con ellas.

Entre gustos y fetiches

- Uniformes militares o cuerpos de seguridad.

- Usar ropas y objetos de bebé (ser tratado como tal)

- Partes del cuerpo como cuello, manos, pies.

- Vellos corporales (hirsutofilia).

- Los tacones de aguja, la ropa de cuero y de látex.

- Ropa interior, pantimedias, encajes.

- Mujeres embarazadas.

- Disfraces (como enfermera, maestra o payaso).

- Aromas o perfumes.

grojas@cadena-capriles.com


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad