Rock del duro colmó el Teresa Carreño

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Con más de 80 músicos en escena y bajo la batuta del maestro venezolano Sergio Rosales, la Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV) junto a la agrupación Euforia Rock Sinfónico, hicieron temblar la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño este fin de semana con el concierto Metallica Sinfónico.

Déborah Briceño y Nelson Müller junto al ex Aditus Gilberto Bermúdez, se hicieron de los temas más afamados del cuarteto como: Fuel, Nothing else matters, One, Master of puppets y Enter Sandman. También compartieron escena los vocalistas: Ever Guzmán, Valeria Flames, Caribay Saavedra y Napoleón Guevara quien realizó una memorable interpretación de la pieza Seek and destroy.

Las descargas del baterista y las guitarras eléctricas en la tarima estuvieron acompañadas de la agrupación Euforia Rock Sinfónico, mientras que en un balcón improvisado en la tarima, se encontraban los miembros de la OSV, haciendo fusión y contraste con los ácidos acordes del heavy metal.

La empresas OZ y Nanaka Producciones se encargaron de entregar al público una atmósfera propia para disfrutar el rock.

Fogonazos que impactaron a los asistentes hacían que se incrementara cada vez más el calor en la sala junto a un maravilloso juego de luces led, humo artificial y videos que reflejaban imágenes de los rostros de los metaleros tributados completaban el ambiente para que el público coreara las canciones y manos arriba, mostraban el icónico cuerno con las manos, señal clásica de los roqueros.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print