Rincón literario | La risa responsable

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Si de desarrollo del pensamiento crítico y búsqueda de reflexión se trata, la lectura es, ineludiblemente, una de las formas más eficaces para lograrlo. Esta vez lo haremos desde el humor de nuestro Aníbal Nazoa, uno de los mejores pintores, en letras, de la realidad del siglo XX.

En Las artes y los oficios, un texto publicado originalmente en 1973, Nazoa, con su palabra certera, retrata una vez más lo que somos, y aunque hayan pasado seis décadas desde su publicación, algo que caracteriza a este escritor es la vigencia de su pensamiento, uno que debe ser regado a las plantas que son las nuevas generaciones para garantizar un futuro próspero y culto, con contenidos más allá de la cultura pop o reguetón, sin quitarle el derecho a cada quien de entretenerse; mas, es también un derecho y un deber el saber.

Los oficios conocidos: el abogado, la secretaria, el médico y el mecánico forman parte del texto que a su vez incluye a aquellos que tradicionalmente no llamamos oficios y es gracias a esa capacidad satírica que tenía y sigue teniendo Aníbal, que logra definirlos y hacerlos parte de esta lista de quehaceres en la que también entran el malandro y el desempleado. Hoy, seguramente, en este risueño texto estaría el bachaquero como una “evolución” del buhonero.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad