Nicole Kidman se muestra enigmática en “El jilguero”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

De entrada la cinta se presenta como un drama psicológico en el que un niño se culpa de la muerte de su madre, aunque no lo es, ya que ésta fue víctima de un atentado terrorista en un museo.

Luego le toca convivir con la familia de un amigo que lo recibe bien, en especial su enigmática madre (Nicole Kidman). Todo va color de rosa hasta que el bueno para nada de su padre lo viene a buscar a Nueva York y se van a vivir a un pueblo de un desierto gringo. Luego se hace amigo de un dañado adolescente ruso, que lo introduce en el mundo de las drogas.

Al final se va a vivir con un restaurador artístico que conoció por otro personaje, que le dio a guardar una joya: un cuadro famoso llamado El jilguero, pintura que es clave en el devenir de la trama, que luego se transforma en un thriller de acción y suspenso.

El éxito de esta cinta de 149 minutos es lo preciso de los diálogos y situaciones que se presentan y que poco a poco develan una cadena de hechos que enredan más la trama, atrapando al siempre espectador. Las actuaciones son de primera, pero destacan los papeles de los adolescentes, aparte de un gran dirección por John Crowley. Se puede ver por Cinex.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print