México acusa a Carolina Herrera de apropiación cultural en su nueva colección

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Este lunes el Ministerio de Cultura de México solicitó en una carta, que la diseñadora Carolina Herrera dé una explicación por el uso de bordados de comunidades indígenas y aclare si estos van a llevarse algún tipo de beneficio por la colección.

La firma Carolina Herrera acaba de presentar su nueva colección: Resort 2020. Diseñada por Wes Gordon, la marca apostó por colores vivos como el amarillo, el verde y el naranja inspirada en la «alegría de vivir» de América Latina. Las reseñas por parte de revistas de moda fueron positivas, describiéndola como «juvenil, fresca y fiel a las raíces de la marca». Pero el Gobierno de México no recibió la colección de la misma manera. Molesto con algunos diseños, desde el Ejecutivo han acusado a la marca y a Gordon de apropiación cultural al haber incorporado en las piezas elementos propios de las comunidades indígenas mexicanas. D

 La polémica va más allá de la apropiación cultural de la que se acusa a la marca.  El documento también hace referencia a dos prendas más en las que hay unos bordados florales sobre una tela oscura, patrones propios de la región del istmo de Tehuantepec, en Oaxaca.

Carolina Herrera no es la única marca que se ha encontrado con problemas con el Gobierno de México en lo que se refiere a plagio de diseños. Sin ir más lejos, hace un año, Zara, de Inditex, se encontraba en una situación similar a la de Carolina Herrera después de que en una de sus prendas la marca usase un dibujo similar a un bordado típico de las mujeres de Aguacatenango, en el municipio de Venustiano, Carranza, Chiapas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print