La chilena que mostró su cuerpo libre para una patria libre

La cantante vive actualmente en México y se dio a conocer con el grupo Rojo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Iba caminando tranquila por la alfombra roja dispuesta en un hotel cinco estrellas de Las Vegas. Tal vez pensando en el discurso, que había dado minutos antes en la ceremonia especial cuando recibió el Latin Grammy por mejor álbum de música alternativa por Norma.

Publicidad

O, sencillamente, preguntándose el efecto que produciría la sorpresa que tenía bajo su ropa, una inscripción, entre sus senos, que decía: “En Chile torturan, violan y matan”.

Para quienes no la conocían, entonces, Mon Laferte dejó de ser una incógnita. Para quienes sí sabían de ella por su música, se convirtió en los polos de una disputa que, como suele ocurrir últimamete en cualquier campo, no conoce puntos intermedios: unos la amaron o, sencillamente, la odiaron.

No fue solo lo que llevaba escrito a mano en su pecho lo que llamó la atención, sino también el pañuelo verde atado a su cuello, uno de los símbolos de las luchas feministas a favor del aborto, un tema tan espinoso como el hecho de exponerse, durante varios minutos, a un enjambre de camáras sin inmutarse y logrando lo que poco se puede en ese tipo de “paseos”: que nadie apure y que nadie se atraviese.

La protesta de la intérprete tuvo que ver con los días de disturbios, saqueos y muestras de rechazo tanto al gobierno de Sebastián Piñera, violador de los derechos humanos. Ya en el discurso en la ceremonia no televisada, la interprete de temas como Pla ta tá le había dedicado el premio a su país. “Esto es para Chile. Y quiero leer una décima que me pidió La Chinganera a raíz de lo que está pasando en mi país: Chile, me dueles por dentro, me sangras por cada vena, me pesa cada cadena que te aprisiona hasta el centro. Chile afuera, Chile adentro. Chile al son de la injusticia, la bota de la milicia, la bala del que no escucha. No detendrán nuestra lucha, hasta que se haga justicia”.

Pocos minutos después de pasar a la historia por su manera de protestar, Mon Laferte colgó la foto en sus redes sociales con la leyenda: “Mi cuerpo libre para una patria libre”. Tanto esta publicación, como su paso por Las Vegas, coparon los titulares de la prensa de dos continentes, minimizando lo que ocurrió con los premios.

Lejos de calmar la polémica, Mon, reavivó la llama cuando, en declaraciones a Patricia Janiot, quien la entrevistó por su protagonismo en los galardones, no solo reivindicó su protesta, sino que dijo que si bien “yo no apruebo ningún tipo de violencia, pero si tengo que ir a quemar un supermercado, que me ha robado toda la vida, para exigir lo que me ha correspondido por un derecho básico, yo lo hago. ¿A ti te parece que quemar un supermercado, que está asegurado, que son transnacionales, de empresarios millonarios, es más importante que la vida de la gente? ¿Que merece la pena sacar a los militares a la calle y reprimir al pueblo por un bien material? ¿Por un bien que nos ha robado durante toda la vida? ¿Es más importante un bien material? ¿Es más importante una iglesia?”, le repreguntó la cantante a la periodista de Univisión cuando la cuestionó sobre si se justificaba o no un toque de queda como el que el gobierno de Piñera instauró varios días en algunas ciudades chilenas.

Han pasado días y ella no da por terminada su protesta, inmortalizada en decenas de memes de todo tipo y hasta en “escudos” de feministas, sino que cuando puede cuestiona cualquier señalamiento que pretenda exculpar al gobierno. “Eso se está estudiando. Hay muchos casos donde la misma policía y los mismos militares fueron quienes estuvieron incendiando”, ha dicho sobre las detenciones de manifestantes acusados de haber vandalizado las estaciones del Metro.

Manifestantes no perdieron tiempo para imitarla

Música, cáncer y vida

En Viña del Mar, en 1983, nació Norma Montserrat Bustamante Laferte, quien desde pequeña mostró interés por la música.

Con la Banda Rojo dio sus primeros pasos profesionales, antes de mudarse a México, donde ha realizado la consolidación de una carrera que le permite ser reconocida como la artista más exitosa de la era digital.

Sobreviviente de cáncer de tiroides, ha compartido con colegas como Jorge Drexler,​ Gwen Stefani, Los Auténticos Decadentes, ​ Natalia Lafourcade, Julieta Venegas, León Larregui, ​ Los Tres, Plácido Domingo, ​ Juanes, ​ Enrique Bunbury, Bambi, y Lila Downs, entre otros.

Para algunos entendidos lo que obtuvo en los Grammy latinos no fue casualidad, ya que ha acumulado más de diez nominaciones a esos premios, convirtiéndose en la artista chilena que más nominaciones ha recibido a los mismos en una edición, cinco en 2017.

Laferte, quien ha vendido más de un millón y medio de discos, está anunciada para el Festival de Viña del Mar de 2020. En esa línea recta que no admite puntos medios, unos preguntan si lo hará gratis, mientras otros aseguran que es una de las mejores opciones.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
Publicidad