Últimas Noticias Logo

Caracas, 23/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


ESPECTÁCULOS | 06/05/2012 01:06:00 a.m.
VIDEO: El Teatro Principal vuelve a brillar
Quieren vencer el miedo a la inseguridad en los alrededores

VIDEO: El Teatro Principal vuelve a brillar
Piezas del lugar se les dio carácter museológico (Creditos: Alejandro Cegarra)
Sergio Moreno | El Teatro Principal está lleno de detalles. Al entrar al lobby, un espectador acucioso notará el mosaico del piso de entrada, el original de cuando fue inaugurado el edificio que lleva la firma del arquitecto Gustavo Wallis Legórburu y que se levanta como una joya del casco central capitalino. 

Junto al mosaico, los vitrales con aires parisinos que integran los tres pisos del antiguo cine Rialto son una muestra del valor histórico que corre por la esquina noreste de la plaza Bolívar, que hoy cuenta con un aforo para 700 personas, una obra de importancia artística para los caraqueños. 

"La recuperación tuvo una inversión de 70 millones de bolívares. El espacio integral de la sala, más las oficinas y los restaurantes que se encuentran en los alrededores, conforman unos 4 mil metros cuadrados. Se trabajó sobre la estructura original, una obra compleja pues se pasó de un aforo para 1.300 personas a unas 700 butacas, para ajustarlo a las nuevas normativas de espacios", explicó Gabriel Ramírez, uno de los encargados de la programación cultural que se presenta en el lugar, que va más allá del las puestas en escena sobre la tarima e incluye desde rutas patrimoniales en el centro hasta actividades como catas de café en el Café Venezuela.

Etapa de esplendor. Inaugurado en 1931, el Teatro Principal vivió una época de gloria, considerado como una de las salas más ambiciosas de su época, por ser el primer edificio de estructura metálica, con balcón de carretera y tratamiento acústico de las paredes, que se instaló en Venezuela. 
Antes de ser una sala de cine, sobre el escenario desfilaron grandes figuras del espectáculo internacional, entre ellas Carlos Gardel, en cuya memoria documental se recuerda cantando por primera vez en Caracas, en 1935, Por una cabeza y Mi Buenos Aires querido, entre otros tangos. 

Después vino la época dorada del cine, cuando destacaron las proyecciones de producciones mexicanas de los años 70, de las más importantes del momento para la región.

Posteriormente, llegó la época oscura. El Teatro Principal permaneció 21 años cerrado, tiempo durante el cual sufrió un incendio, en 1999, que convirtió en cenizas gran parte de la memoria histórica caraqueña.
"La recuperación fue en dos tiempos, primero vino la fachada y después nos fuimos al interior. En enero del año pasado, todo esto era cenizas y en julio ya lo estábamos inaugurando", comenta Ramírez.

Los trabajos fueron complejos y hoy, a casi un año de ser reinaugurado, todavía continúan. Butacas, pisos, espacios administrativos, lobby, escenario, tramoya, luces, baños... la restauración fue completa y, pensando en el público, se tomaron algunas piezas originales y se le dieron carácter museológico, para que los asistentes puedan familiarizarse con la historia.

La propuesta del Teatro Principal a simple vista suma un punto positivo a esta tormentosa ciudad, que padece de un grave problema: la inseguridad. Sin embargo, Ramírez invita a los caraqueños a que se acerquen a los espacios de la plaza Bolívar de noche. Según dice, la seguridad está garantizada en los alrededores "con la guardia patrimonial, quienes están regados por todo el casco histórico. Estamos conscientes de que hay problemas por resolver, como el tema del transporte público, de estacionamiento para los carros, pero estamos trabajando en eso", aseguró Ramírez.

La idea es que los caraqueños se adueñen de sus espacios, sientan pertenencia por sus lugares, pero siempre con la garantía de que pasear por la ciudad no significa poner en riesgo la vida.  




Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad