Últimas Noticias Logo

Caracas, 19/09/2014
Iniciar sesión| Registrarse


ESPECTÁCULOS | 12/08/2011 08:40:11 a.m.
Las últimas palabras de algunos famosos fallecidos
Médicos y enfermeras señalan que la gente puede resumir su vida en una sola frase minutos previos a morir. Algunos ejemplos

Las últimas palabras de algunos famosos fallecidos
(Creditos: Archivo)
contexto.com.ar .- Tomando en cuenta dicha idea, el médico alemán Hans Halter publicó un libro que reúne las últimas palabras expresadas en el lecho de muerte de más de 150 personalidades conocidas. El texto lleva por título: "Ya he cumplido mi misión aquí".

Con información de la obra antes mencionada y los sitos Cracked y spieglel.de, en De10.mx te presentamos las últimas palabras de 10 famosos, que estuvieron involucrados en la política, el cine y la literatura.

1. En dicho trabajo Halter señala que el primer ministro británico Winston Churchill se despidió con un "es todo tan aburrido", indica el diario lavanguardia.com

2. El escritor Oscar Wilde, un derrochador que siempre vivió rodeado de lujo, en su lecho de muerte, en un hotel parisino, bebió una copa de champán rodeado de sus amigos más fieles. Sus últimas palabras fueron: "Muero como he vivido, por encima de mis posibilidades".

3. Por su parte, la actriz Marlene Dietrich dijo al amigo que le acompañaba en el dormitorio de su lujosa vivienda en París: "Lo quisimos todo y lo conseguimos ¿no es verdad?".

4. Un famoso que se despidió con frases románticas fue la leyenda del reggae, Bob Marley, quien tras recibir sin éxito tratamiento en una clínica alemana contra el cáncer, voló moribundo de regreso a Jamaica y tuvo que hacer una escala en Miami al agravarse su estado.

"No llores, a mí me va a ir mejor y prepararé para ti un lugar en el paraíso celestial", dijo el cantante antes de cerrar definitivamente los ojos mientras le tomaba la mano su compañera Cindy.

5. Diana de Gales. La muerte de la princesa Diana en un túnel de París conmovió al mundo. Sus últimas palabras se las dio a un ayudante uniformado.

El conductor belga ebrio murió inmediatamente al igual que su prometido egipcio. El guardaespaldas británico sobrevivió gravemente herido.

Diana no presentaba heridas visibles; sin embargo, una importante arteria pulmonar la desangraba por dentro, por lo cual ni la operación, ni el masaje cardíaco pudieron ayudarla. La princesa vivía todavía cuando llegó el socorrista.

Cuando los bomberos la liberaron de los hierros retorcidos del auto, despertó. De su nariz y oídos fluía sangre, y antes de caer inconsciente preguntó: "¿Qué pasó? ¿Qué es lo que ocurre aquí?"

6. Voltaire. El gran filósofo francés no tuvo una muerte violenta, sin embargo, corre el rumor que el día de su muerte, 30 de mayo de 1778, cuando un sacerdote le pidió que se arrepintiera y renunciara a Satanás, el científico le respondió: "Buen hombre, éste no es el momento de hacer nuevos enemigos".

7. Jefe Toro Sentado. Pertenecía a la tribu de los Hunkpapa. Es famoso por haber encabezado a los guerreros que derrotaron al Séptimo Regimiento de Caballería del ejército de los Estados Unidos en la batalla de Little Bighron en 1876. El 15 de diciembre de 1890 se negó a ser arrestado y antes de morir en un fuego cruzado gritó a sus captores: "Yo no me voy, hagan de mí lo que quieran. No me voy, hagan algo, ¡vamos!".

8. El poeta galés Dylan Thomas se dirigió a su amante, justo antes de entrar en el coma que le causaría la muerte cinco días después, con una frase más bien prosaica: "Bebí 18 vasos de wisky puro. Creo que es todo un récord".

9. Ernesto Guevara. El guerrillero argentino fue capturado durante una campaña militar en Bolivia, fue llevado detenido a una escuela rural en donde se esperaban las órdenes para proceder contra él. Cuando un soldado fue a ejecutarlo, el "Ché" se levantó y le dijo: "Sé que vienes a matarme, dispara cobarde que vas a matar a un hombre".

10. Robert Erskine Childers. Fue un escritor irlandés y combatiente nacionalista durante la guerra civil de Irlanda; fue condenado a morir fusilado, antes de ello saludó de mano a cada uno de los miembros del pelotón y una vez enfrente de ellos les dijo: "Den un paso al frente muchachos, así les será más fácil".




Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad