Chyno Miranda: “Ahora voy por la hembrita”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

A Jesús Miranda no se le olvidan sus orígenes. Aseguró que siempre tiene presente a La Guaira, donde vivía cuando el deslave lo dejó a él y a su familia sin nada, a Coche donde se crió y al público venezolano que lo ha apoyado desde que decidió hacer carrera como cantante y, desde hace dos años, como solista.

La salida al mercado de su nuevo sencillo promocional, Dónde nos vamos a ver, coincide también con su gira mundial, la cual en primera entrega solo abarcará Estados Unidos y Latinoamérica, la salida de su primer disco en solitario, Cariño Mío y los planes de hacer muchas cosas en pro de los más necesitados, sobre todo en las zonas donde vivió.

Chyno, quien para el momento de la entrevista se encontraba en Miami, disfruta, además de lo que definió como la mejor etapa de su vida, por cuando el nacimiento de Lucca no solo le cambió la vida, sino que se la hizo ver de una manera totalmente diferente, según dijo.

Ha dicho que decidió apostar por el merengue en su nuevo tema porque es un mercado que estaba desasistido

La gente me ubicó con la música urbana, pero si recuerdas cuando salimos con el proyecto de Chino y Nacho lo hicimos con música tropical. Mi niña bonita es un merengue ya así otros temas que nos fueron distinguiendo en esa primera etapa. Luego fuimos experimentando con cosas urbanas, que fue lo que hice en mis primeros temas como solista. Pero con Dónde nos vamos a ver, descubrí que a la gente le hacía falta eso. Es un merengue pero a nuestro estilo. No pretendo competir con los dominicanos.

¿Es decir que va a dejar la música urbana?

Solo por un momento. Decidí que el próximo disco va a ser totalmente de merengue. Voy a comenzar próximamente una campaña que rescate el hecho de bailar pegado. Ahora lo que haces es ver a la gente perreando, cada quien por su lado, Quiero que los bailadores vuelvan a cortejar.

Pero de alguna forma eso ha servido para que le gente que no sabe bailar pueda atreverse en una pista

El merengue no tiene mayores complicaciones. Cualquiera que no sepa bailar, puede hacerlo. Imagínate, hasta los gringos bailan merengue.

¿En su primer disco hizo una buena cantidad de colaboraciones con gente de peso, cómo va a manejar que no sea uno de esos el promocional?

Creo que más que perjudicarme me ayuda. Imagínate, tengo dúos con gente como J Balvin o Zion y Lennox. Ellos llegan a un público al cual yo no llego. Además, son todos unos tipazos, tremendos profesionales, ¿Cómo eso me va a jugar en contra? Lo que estoy es muy contento de haber podido compartir con ellos y ya estoy preparando nuevas sorpresas.

¿Por qué decidió cerrar su gira en Venezuela?

Cuando vaya me quedaré un buen rato por allá, porque además de tres presentaciones que tengo previstas, voy a abrir con una fundación comedores populares en La Guaira, Coche, Margarita y Maracay. Allí, los niños recibirán sus tres comidas diarias. Por otra parte, quiero recibir el año en mi país. Tengo más de siete años sin hacerlo y ya me hace falta.

¿Es decir que se muda con su familia? ¿O su hijo se queda en Miami esperándolo?

Lucca siempre viaja conmigo. Para donde voy, me lo llevo. La paternidad me cambió y Lucca es lo mejor que me ha pasado. Ahora voy por la niña. Todo el mundo me dice que debo tenerlos seguiditos y yo estoy encantado de eso. Así que estaremos él, su mami y yo en Venezuela brindando por lo mejor que nos traerá 2020.

¿Eso significa que pudiera hacer un concierto de fin de año?

Mira, ¿por qué no? Es una idea en la cual pudiera trabajar, pero de que estaré allá el 31, estaré.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad