A la fosa y sin mortaja | Sin oficio, pero seguidos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

“Los tiempos difíciles nunca duran, pero las personas duras sí”. Entonces seguimos enfrentando las dificultades. Y así hizo Rctv Producciones con Almas en pena, de Martin Hahn. Poniendo en práctica el dicho de: “Las piedras en tu camino son pasos a tu destino”, encararon “apagones” y una ristra de inconvenientes más. Siguieron avanti con las grabaciones. Ante el panorama de un mercado (de profesionales de la actuación) mermado, recurrieron a las redes en busca de talentos y…los
encontraron.

Así se conformó el elenco encabezado por Raquel Yáñez y Ángel Casallas. Si los famosos han emigrado o se cotizan en verdes, de las redes saltaron varios que tal vez no tienen mucho oficio, pero sí bastante “pegue”. Una es
Yeimmy Rodríguez. Tuvo un paso fugaz como animadora de La Bomba, en 2017, perooo reúne a más de 2 millones de seguidores en Instagram. A ese espacio entró con bombos y platillos y a los meses salió como corcho e’ limonada con Doña Griselda y Carla Field. Tuvo experiencia actoral en la cinta venezolana Muerte suspendida y se mantiene como youtuber e “influencer”.

Otra ¿influencer? con rol importante en el seriado es Naomi De Oliveira. En su CV tiene una participación corta en Eneamiga y protagonizó el clip Me voy enamorando, de Chino y Nacho. Allí rapó su rubia cabellera al encarnar a una joven con cáncer. Perooo su fuerte es que tiene ¡más de 80 mil seguidores en la red! Otro cuerpo es Giancarlo Pasqualotto. Regresa a la casa donde se dio a conocer (Negra consentida y Amor a palos)… A falta de oficio, buenos son los ¿influencer? que no se cultivan en las escuelitas como aquella de Doña Amalia, sino en las redes. ¡Dios! ¡Cambian los tiempos! Yo mejor sigo con mis tumbas tumbas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print