Un bañador para cada quien

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Existen tantos tipos de cuerpos como mujeres. Cuando se trata de elegir un traje de baño, la elección de la prenda perfecta se complica, pero hay trucos para resaltar lo que más guste de nuestra silueta y disimular aquello con lo que nos sintamos menos cómodas. Aunque la braguita alta ayuda a tapar parcialmente la parte inferior del vientre y ocultar la tripita que queremos disimular, el bañador, mejor en negro, además de ser muy elegante, estiliza mucho.
Para las mujeres con poco pecho, existen múltiples opciones entre ellos, modelos con volantes, estampados florales o el patrón en forma de triángulo. Para alargar las piernas, se recomienda utilizar las braguitas de los biquinis a la altura de la cintura, modelo que recrea los bañadores de los años noventa que tanto se exhibieron en la afamada serie de televisión “Los vigilantes de la playa”.
El modelo “pin-up” resulta idóneo para aquellas mujeres que buscan una imagen exuberante, que realce las curvas. En cualquier caso, elige en función de tus curvas. El negro y el blanco es el combinado perfecto, aunque los colores flúor, las rayas y las flores tienen su sitio en la playa.

SEGÚN EL CUERPO
Cada persona necesita un modelo que, además de ajustarse a su anatomía, vaya en concordancia con su color de piel, de pelo y su estilo de vida. Estos son algunos consejos sobre la moda que mejor se ajusta a tu cuerpo:
ANCHA DE CADERAS El objetivo es conseguir el equilibrio entre el pecho y las caderas. La mejor opción es apostar por un bañador con rayas o estampado en la parte superior y liso de cintura hacia abajo; mejor en color negro, porque estiliza la figura. Otra forma de disimular las caderas es utilizar un biquini con braguita pequeña y pareo corto; cuanta menos tela las envuelvan, más ligeras parecen.
POCO PECHO Hoy no es un problema, el mercado ofrece muchísimos modelos con cazoletas con relleno. Si te resultan incómodas porque tardan más tiempo en secar, puedes recurrir a un modelo tipo “wonderbra” que recoja y eleve el pecho. Debes saber que los estampados, los volantes, los frunces y los abalorios siempre dan más volumen.
CON PECHO Si deseas lucir menos pecho, la mejor forma de disimularlo es apostar por un bañador o biquini con escote en “v” y doble tela para que los sujete. Es preferible evitar los colores flúor, el blanco y los tonos rosas y azules claritos, así como los estampados llamativos.
ALTA Y SIN CURVAS Las mujeres que anhelan formas y curvas femeninas pueden remediarlo con biquinis, bañadores o triquinis con bordados, aplicaciones de “strass”, cintas, y drapeados tanto en la zona del pecho como en la de las caderas. Se recomiendan los colores fuertes como el verde, el amarillo, el frambuesa, el naranja, el rojo y, por supuesto, el blanco.
BAJITA Y CON VOLUMEN Si no posees la altura que desearías y aún no has conseguido deshacerte de esos kilos de más, la mejor opción es un bañador con un pronunciado escote en forma de “v” en la parte de adelante y en la de atrás. También debe de ser escotado de pierna. Para eliminar el michelín, la solución está en un bañador con refuerzo en el vientre. El negro es el color más adecuado.
PIERNAS DELGADAS Las mujeres que desean armonizar sus delgadas piernas con el resto del cuerpo deben elegir un biquini con braguita tipo “culotte” o diseños con llamativas flores.
NALGAS CAÍDAS Si no tienes la suerte de lucir un trasero pequeño, alto y firme, recurre a modelos “push up”, diseñados para recoger y moldear esa zona del cuerpo.
MARCAR CINTURA Para aquellas que estén proporcionadas y lo único que necesitan es afinar la cintura, lo ideal es un traje de baño en tonos oscuros y olvidarse de las rayas horizontales y estampados grandes.
PECHO CAÍDO Si la ley de la gravedad se ha cebado con tus senos, olvídate de los escotes pronunciados y opta por bañadores con aro y tirantes que se anuden al cuello para elevar el pecho. El objetivo es conseguir el equilibrio entre el pecho y las caderas. La mejor opción es apostar por un bañador con rayas o estampado en la parte superior y liso de cintura hacia abajo; mejor en color negro, porque estiliza la figura. Otra forma de disimular las caderas es utilizar un biquini con braguita pequeña y pareo corto; cuanta menos tela las envuelvan, más ligeras parecen.
POCO PECHO Hoy no es un problema, el mercado ofrece muchísimos modelos con cazoletas con relleno. Si te resultan incómodas porque tardan más tiempo en secar, puedes recurrir a un modelo tipo “wonderbra” que recoja y eleve el pecho. Debes saber que los estampados, los volantes, los frunces y los abalorios siempre dan más volumen.
CON PECHO Si deseas lucir menos pecho, la mejor forma de disimularlo es apostar por un bañador o biquini con escote en “v” y doble tela para que los sujete. Es preferible evitar los colores flúor, el blanco y los tonos rosas y azules claritos, así como los estampados llamativos.
ALTA Y SIN CURVAS Las mujeres que anhelan formas y curvas femeninas pueden remediarlo con biquinis, bañadores o triquinis con bordados, aplicaciones de “strass”, cintas, y drapeados tanto en la zona del pecho como en la de las caderas. Se recomiendan los colores fuertes como el verde, el amarillo, el frambuesa, el naranja, el rojo y, por supuesto, el blanco.
BAJITA Y CON VOLUMEN Si no posees la altura que desearías y aún no has conseguido deshacerte de esos kilos de más, la mejor opción es un bañador con un pronunciado escote en forma de “v” en la parte de adelante y en la de atrás. También debe de ser escotado de pierna. Para eliminar el michelín, la solución está en un bañador con refuerzo en el vientre. El negro es el color más adecuado.
PIERNAS DELGADAS Las mujeres que desean armonizar sus delgadas piernas con el resto del cuerpo deben elegir un biquini con braguita tipo “culotte” o diseños con llamativas flores.
NALGAS CAÍDAS Si no tienes la suerte de lucir un trasero pequeño, alto y firme, recurre a modelos “push up”, diseñados para recoger y moldear esa zona del cuerpo.
MARCAR CINTURA Para aquellas que estén proporcionadas y lo único que necesitan es afinar la cintura, lo ideal es un traje de baño en tonos oscuros y olvidarse de las rayas horizontales y estampados grandes.
PECHO CAÍDO Si la ley de la gravedad se ha cebado con tus senos, olvídate de los escotes pronunciados y opta por bañadores con aro y tirantes que se anuden al cuello para elevar el pecho.

LOS ACCESORIOS
A pesar de que en vacaciones se reivindica relax y comodidad, no se debe pasar renunciar al manejo de un estilo que hoy está muy lejos de una ajada camiseta, unos viejos “shorts”, las chanclas y bolsa donde meter la toalla.
Inspirados en la fabulosa década de los años cincuenta, en los rebeldes años setenta y en la siempre eterna y dulce estética “navy”, los diseñadores apuestan por un “kit” de playa que permita lucirse sobre la arena. Para ello, son cruciales los accesorios a la hora de conseguir nuevas interpretaciones con el mismo traje de baño. Atado a la nuca o enrollado a modo de turbante, el pañuelo se presenta como una alternativa a los sombreros y a las pamelas de paja. Los bolsos para playa son otra pieza que retoma aires del pasado, ya sean inspirados en los típicos cestos de picnic, en los grandes sacos de los marineros o en los bolsos bandoleros que reinaron en los años setenta. A la vez, las cadenas con cuentas de colores y las pulseras de pasta en tonos flúor ofrecen un halo divertido y juvenil al traje de baño.
Por último, no se puede dejar de mencionar el calzado. Los conocedores prefieren ofrecer mayor comodidad con ligeras sandalias planas, que adornan con flores, lazadas o divertidos animales como libélulas.
NOTA: si sólo deseas un chapuzón en la piscina, puedes prescindir de los complementos, es más práctico y cómodo. Pero, si tu decisión es disfrutar de unas vacaciones en la playa, los accesorios resultan imprescindibles.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad