¿Qué sabes tú de gatos?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Este breve test te dirá cuánto conoces al magnífico animalito, “Son ariscos”, “son más leales a la casa que al dueño”, “son egoístas”, “transmiten toxoplasmosis”… estas y otras sentencias suelen venir acompañadas de la palabra “gatos”. Tales ideas nos alejan de los mininos. La española Sociedad Valenciana Protectora de Animales y Plantas, S.V.PA.P., miembro de la World Society for the Protection of Animals, preparó un test para medir cuánto sabemos de los gatos, pero sobre todo para desmantelar “creencias equivocadas” que nos impiden disfrutar de su compañía, de su presencia o, simplemente, de su contemplación”.

CUESTIONARIO

  1. Los gatos son ariscos. Si / No
  2. Los gatos no conocen al dueño, solo conocen la casa. Si / No
  3. Hay pulgas porque hay gatos. Si / No
  4. Son muy independientes, no son fieles, son egoístas y desagradecidos. Si / No
  5. Rayan la pintura de los carros. Si / No
  6. Destrozan todas las plantas. Si / No
  7. Dan asma y alergia. Si / No
  8. Contagian la toxoplasmosis. Si / No
  9. Si les dan de comer no cazan. Si / No
  10. Me dan miedo, porque atacan y te pueden sacar los ojos. Si / No
  11. Hay ratas porque les dan comida a los gatos. Si / No
  12. Contagian la tiña. Si / No
  13. No son como los perros que sí que son inteligentes. Si / No
  14. Puede que cacen ratones, pero ratas no. Si / No
  15. Contagian la “solitaria”. Si / No
  16. Ellos ya se buscan la vida. Si / No

RESULTADOS:

De 1 a 4 respuestas afirmativas: los conoces, posiblemente convivas con alguno y debes despejar esas dudas, o errores, para que te alegren aun más la vida.

De 5 a 8: tienes un desconocimiento sobre gatos que debes resolver porque te estás perdiendo lo divertido, relajante y, mentalmente enriquecedor que resulta conocerlos o convivir con ellos.

• De 9 a 12: te caen mal los gatos, porque tu información es deficiente o deformada. Fíjate bien de dónde obtienes tu información y trata de ser más objetivo.

• De 13 a 16: parece ser que padeces lo que se conoce como “fobia a los gatos”

Y LA VERDAD ES QUE…

Por si tienes dudas, los voceros de la S.V.PA.P responden a cada una de los postulados enumerados en el test. 

  1. Solo los asustados y los que han sido maltratados.
  2.  Es territorial y reconoce su territorio, pero conoce bien a sus amigos y a sus enemigos.
  3. La pulga prolifera en cualquier lugar donde haya polvo, tierra, trastos abandonados, etc. “El gato, como cualquier otro mamífero, solamente las padece, es un huésped más”.  (Dr. Marco Leonardi, de la O.M.S.).
  4. El gato no es animal de manada. No confundamos fidelidad con dependencia, ni consideremos defecto tener cierto grado de independencia. Son agradecidos cuando tienen algo que agradecer, si no ¿por qué serlo?
  5. La dureza de la uña del gato es menor que la carrocería de un carro, físicamente sería imposible. Pero además el gato busca superficies blandas donde poder marcar, como cartón, madera desgastada, tela, corcho, etc. y no va a elegir el acero, el mármol, el cristal…, ni un carro.
  6. A veces escarban la tierra, pero su tendencia natural no es destrozar la vegetación.
  7. Antes de utilizar ese argumento es necesario visitar al alergólogo y realizar las pruebas pertinentes. Son muchas las causas de alergia y pocas veces es el gato.
  8. La toxoplasmosis puede contraerse por varios caminos (comer carne cocinada a término medio, por ejemplo) y quizá el gato sea la vía menos frecuente. Las embarazadas, y no inmunizadas, que convivan con gatos deben seguir unas pautas de tipo higiénico.
  9. Cazan por instinto, por bien alimentados que estén. Existen museos y oficinas donde grupos de gatos, alimentados y atendidos por funcionarios, evitan la proliferación de roedores.
  10. Un gato solamente atacará si está asustado y se siente perseguido y acorralado. Solo lo hará si no encuentra forma de huir.
  11. La capacidad reproductora y de adaptación de la rata hace que estén por todas partes. En las ciudades hay varias ratas por persona. Las campañas de desrratización no suelen funcionar. En experimentos de laboratorio se ha empleado olor a gato para generar ansiedad en las ratas, ello quiere decir que los gatos las cazan y además las ahuyentan.
  12.  Solo si está enfermo de tiña y además tocamos prolongadamente al gato.
  13. No debemos confundir la obediencia con la inteligencia. Consultemos con veterinarios o con zoólogos.
  14. Además de lo dicho en el punto 11, las ratas, obviamente, nacen pequeñas y en esa fase son masivamente cazadas por ellos.
  15. Es necesario ingerir los huevos del parásito para contagiarse. Actualmente existen fármacos que resuelven y evitan la enfermedad. En personas y en gatos.
  16. Evidentemente la buscan, pero… ¿la encuentran?

Más información en www.anaaweb.org

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print