Arregladitos para la escuela

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Desde la edad escolar, los niños se interesan por los afeites propios de los adultos, por aquello de la imitación, y la escuela es su primer escenario. De modo que los padres deben invertir  inteligencia emocional para poner esas inquietudes en su justo lugar a la hora de acicalarse para la escuela. Es buena la pulcritud y la aspiración a verse bien, pero padres y representantes deben evitar que se salten etapas para no distorsionar la imagen que los más pequeños se forman a temprana edad.

Hay actitudes que, sin caer en exageraciones- van construyendo la responsabilidad infantil en el plano de la higiene y los cuidados personales básicos, como mantener el cabello limpio y peinado, cepillarse los dientes tras cada comida, por ejemplo. Pero además lociones, aceites, perfumes, champús, etc., son algunos de los productos que, formulados especialmente para los preadolescentes, sirven para ir arregladitos a la escuela.   

Las grandes marcas, por ejemplo, ofrecen colonias adecuadas para los niños, con aromas florales y frescores adaptados a cada edad, así que hoy puedes encontrar regalos en perfumería para todas las edades y a diferentes precios. Prefiere los que son hipoalergénicos.

En cuanto al champú y jabón, se sugieren los que no llevan ni perfume, ni alcohol, que no irriten los ojos y que tengan pH balanceado. En todo caso, evita aplicar productos cosméticos a niños muy pequeños, para evitar reacciones en la sensible piel de los más chicos.

MAQUILLAJE SUTIL

En los últimos grados de la escuela, o los primeros de bachillerato, las jovencitas empiezan a mirar furtivamente el tocador de la madre. Mejor oriéntala para que se retoque según su edad: solo un corrector igual al color de su piel para ojeras, manchitas o granitos, y sellarlo con polvo translúcido. Si quiere rubor, que sea uno muy sutil, y brillo labial. Y nada de delineador de ojos; si acaso, -y para adolescentes- una máscara para pestañas.

NOTA: El cepillado diario es, además de saludable, una imprescindible rutina de cuidado personal.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print