Aromas para decorar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las plantas aromáticas perfuman el ambiente. Dependiendo de sus características y cuidados, se pueden tener en varias partes de la casa. Un combo todo en uno es lo que ofrecen las plantas aromáticas: buen olor, sazón para la comida, bienestar y belleza para el hogar. Existe una gran variedad y se pueden tener casi en cualquier rincón, porque se dan bien en materos, además de que requieren cuidados muy sencillos.

Las plantas aromáticas son aquellas cuyo tallo u hojas desprenden un olor fuerte e intenso. Por años han sido utilizadas para elaborar fragancias, para condimentar los platos y para fabricar remedios. Dependiendo de sus características y cuidados, se pueden tener en varias partes de la casa. Algunas de ellas, como el tomillo limón o la lavanda con sus pequeñas flores color lila, pueden ser un perfecto centro de mesa.

Los macetones de tablillas son perfectos para reunir varias macetitas y tenerlas a la mano en la cocina para tomarlas frescas y utilizarlas a la hora de cocinar. “Pueden hacerse combinaciones como hierbabuena con menta, cilantro con perejil, romero con orégano o lavanda con santolina”, señala Romualdo Gil, decorador de interiores, y para quien explica que estas plantas tienen varias clasificaciones. “En cuanto a uso, se agrupan en tres: aromáticas, culinarias y medicinales. Si se trata de cuidados hay dos grupos: leñosas y herbáceas”.

Dentro de las leñosas, se encuentran el romero, tomillo, salvia, orégano, mejorana, manzanilla, laurel, entre otras. Éstas necesitan una buena orientación al sol y poca agua para vivir, por lo que se deben regar dos o tres veces por semana y abonarlas cada seis meses. Se recomienda cortarlas por los lados porque eso hace que se vaya renovando la planta. En cuanto a las herbáceas, están la menta, hierbabuena, albahaca, perejil, cilantro y cebollino.

CUIDADOS BÁSICOS

El momento ideal para regar las plantas es a primera hora del día o al anochecer, nunca cuando hay sol porque se pueden lastimar las raíces. Cuesta indica que un truco para saber si se están regando adecuadamente las plantas es observar sus hojas: “Si son verde uniforme, todo marcha bien; si se tornan amarillentas es que hay exceso de agua y, si se tornan color café y pierden flexibilidad, es que les falta riego”, matiza el experto. Como es lógico cuando tome algunas hojas o tallos de estas hierbas para hacer infusiones, mojitos, aderezos, ensaladas, o lo que se apetezca, no se olvide de hacerlo con mucho cuidado y de preferencia con tijeras, cuidando que la planta no se maltrate.

NOTA: si se corta un ramito, que sea de una yema por encima de la tierra para que la planta siga creciendo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print