Adiós a las uñas quebradizas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Si las uñas de tus manos se parten con facilidad, son muy finas o quebradizas, lo más seguro es que sea más tu culpa  que de las uñas…

Cuando estas, que tan bien –o mal- hablan de nuestra propia imagen, son proclives a partirse, es que las estamos tratando inadecuadamente. Expertos mencionan algunos de los agentes externos o productos que atentan contra la fortaleza de las uñas: el uso regular de removedor de esmalte con acetona, que puede con el tiempo desgastar las uñas; la repetida exposición a temperaturas muy calientes o muy frías; el contacto frecuente con sustancias químicas, como las contenidas por muchos productos de limpieza; y hasta cuando sumergimos las uñas en agua durante períodos de tiempo prolongados.

EL AUTOCUIDADO ES CLAVE 
Aquí algunos tips para fortalecer las uñas quebradizas, pero antes se advierte: “Si pese a intentar con esas técnicas usted no observa ninguna mejoría después de un mes, considere hablar con su médico o acudir al dermatólogo”.

• Trátelas con la mayor suavidad posible. Póngase guantes para lavar los platos o usar productos de limpieza.

• Si usa removedor de esmalte de uñas, elija uno que no contenga acetona.

• Aplíquese a diario humectante en las uñas y las cutículas. Además, aplicarse un producto para endurecer las uñas puede ayudar a hacerlas más resistentes a quebrarse o partirse, y las vuelve más fuertes.

• Las uñas débiles, a veces, pueden ser el resultado de una infección. A fin de evitar que crezcan bacterias debajo de las uñas de las manos, manténgalas limpias y secas. No se muerda las uñas ni hale las cutículas porque esos hábitos pueden lesionar el lecho ungueal y permitir el ingreso de bacterias y hongos, provocando una infección. Si tiene padrastros, córtelos con cuidado porque puede arrancar tejido vivo junto con ellos y causar un daño que aumenta el riesgo de infección.

• Mantenga las uñas de las manos muy bien cortadas y redondeadas con una suave curva en la punta. Si desea hacerse la manicura, elija un salón de belleza con autorización de funcionamiento vigente y busque solo a manicuros calificados.

• No permita que le corten las cutículas durante la manicura, porque eso puede conducir a una infección de la uña. Verifique también que se esterilicen bien todos los instrumentos utilizados en la manicura para evitar la propagación de infecciones.

• Si todos los esfuerzos por fortalecer las uñas de las manos fuesen inútiles o si los problemas de las uñas parecieran estar relacionados con otros síntomas, acuda al médico o al dermatólogo.

SI SON LISAS, SON SANAS

Las uñas son parte de la piel, están compuestas por capas de la proteína queratina y crecen desde la zona de la base ungueal que está debajo de la cutícula. A medida que las nuevas células crecen, las viejas se endurecen y compactan hasta terminar saliendo por la punta de los dedos. Las uñas sanas son lisas, no rugosas ni agrietadas y tampoco tienen manchas ni decoloración.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print