El proceso de la crisis

Se acepta pero no se maneja un enfoque que permita entender con precisión el tamaño y las características de nuestra crisis, si se desconoce su origen.

Lo que abunda son las simplificaciones periodísticas. O los absurdos textos de las redes que solo destilan en el tema frivolidad, ignorancia y odio.

Hay fragmentación pues cada actor toma un aspecto y desde allí se atreve a hacer propuestas imprácticas, cuyo corolario es sacar al Presidente y luego cambiar el modelo de políticas vigentes por otro. Falacias

Es claro que nuestra crisis actual tiene una historia y orígenes que están frente a nosotros. Escaso nivel de liderazgo. Antecedentes: el carmonazo, Altamira, la huelga petrolera, Capriles, Ortega, Rosales, Leopoldo, la salida, Mud, etc..

Cada evento ha tenido un líder, y éste ha jugado su papel sin visión de futuro. Se concluye que todos estuvieron presentes pero no sabían como entender la realidad y menos como dar orientación a la faena que tenían que enfrentar.

Evoluciona todo hasta llegar a la crisis que habitamos. Cuyo liderazgo se ha tornado justamente como el principal problema. Caso excéntrico, Julio Borges. Nos llevó al clímax. Fue capaz de pedir lo absurdo. Que se invada a Venezuela. Ignominia de Borges ratificada y apoyada por Guaidó. En límite absurdo va a arrodillarse a los presidentes de países vecinos para pedirles que intervengan.

Obvio y todos lo entienden. Se pide que los sustituyan. La crisis llega al clímax de declararse incapaces de gobernar y deciden repudiar su nacionalidad y esencias hoy se les ve como metecos errantes que burlan su matriciado.

Deambulan con su crisis moral y su traición a cuestas. He allí el verdadero y profundo sentido de la crisis que vivimos. Descubrir un liderazgo que no sabe que ideología sostener y menos por donde comenzar a hacer.

El reto es o comenzamos a recuperar nuestro sentido de país y espacios que hemos cedido al mundo exterior, o esto se lo llevan los demonios.

La única vía posible. Única. No existe otra para solucionar la crisis. No hay solución mágica. Como pedirle a Maduro que abdique. O llegue de noche una invasión militar y mañana todo está listo. Todos son sueños falsos. El único camino que nos queda a todos es negociar. Dejen de seguir esgrimiendo excusas contra los oponentes. Es inevitable negociar

Tulio Monsalve
Profesor UCV

Tres brujos

No olvido la imagen del despertar del día 30 de abril, que abrió sala a uno de los sainetes mas chimbos de nuestra historia política. Dio entrada teatral para dar origen a lo que llamo: “Conspiración Noche Serena y Pólvora Mojada”.

Gran farsa: “La Noche” de 4 actos con situaciones absurdas cuyo fin era un golpe de Estado con estilo caribeño, al ritmo de tres brujos. Sustitución de un gobierno con la plata del Dpto. de Estado de América del Norte, por otro que no sienten como amenaza a su democracia. Orden santo que anima decir: “God bless this just act” (dios bendiga este justo acto).

Primer Acto, aparece el chamo Juan Guaidó. Se nota atribulado por la guerra en que lo metieron. Su Ministro Alberto Federico Ravell había anunciado a las 3 am, “tener el control de la base aérea de La Carlota”. Brujo diletante. Parece ajeno a lo que allí pasa. Su único acto de arrojo, quitarse la corbata y mantener su paltó oscuro y sus Ferragamo. Es el comandante de la operación “Noche de Pólvora Mojada”. Sobresale, lleva en su brazo derecho un trapito de tela color azul, insignia secreta de este grupo de conspiradores cuya sede era el Mercado de Chacao. Total todas las opciones están sobre la mesa.

En escena, el segundo brujo, el gamín Leopoldo López. Pone cara que pretende fiereza militar. No convence en el papel. Lleva camisa azul falangista y un trapito azul claro amarrado a su antebrazo. Cábalas y brujerías de un sainete golpista que no inspiró a nadie.

Sigue la acción, aparece el tercer brujo del sainete, Edgard Zambrano. Son las 8am, ya todo suena como una vulgar guarimba. De estricto flux y corbata, se desplaza en lo que será un campo de batalla. Como cantando del “Puente a la Alameda, menudo pie lo lleva por la vereda”. No parece haberse vestido en ropa de golpe, sino para ir a ocupar un cargo de ministro. Este sainete dura poco. Se movió entre lo real de un oficial y 7 soldados, 2 tanquetas y lo falso de tres brujos. Lo posible, la voz del amo Trump, y lo imposible ,un pueblo que no les para bola y el desorden que crea la pasión sin rumbo de un muchacho que repite la brujería: “todo va bien” .

Lo mejor de la pieza pasa después: corrida de los brujos a exiliarse a una embajada que los rechaza y otro brujo malabarista que es preso con auto y todo. Y el autoproclamado que solo dijo que los militares lo engañaron. Pura paja y brujería mala.

El ratón

Así debería llamarse la fórmula de la denominación de origen emitida por una institución médica que reivindique ese producto venezolano, físico, mental: el ratón. Que se desarrolla el día posterior a que uno haya decidido cometer excesos y disfrutar la euforia momentánea del uso y abuso, de alguna, por ejemplo, bebida u otro excitante que nos pueda colocar al borde de una liviandad y falsa emoción o histeria digna de ser celebrada de manera apoteósica. Suponiendo que después de ella, llegue el clímax de la gloria, en este caso: nada mas ni nada menos que la silla de Miraflores.

Y así, imbuidos de tan ampulosa emoción, sentir en el acto los gestos, danzas y ceremonias como esa euforia similar a la de Stravinski cuando se embriagó con su Consagración de la Primavera o la de aquella nota que sintió el maestro William Shakespeare en su “Sueño de una Noche de Verano para un golpe”.

¿O por que no? a nuestro Eneas Perdomo cuando termino y cantó…. “Un 19 de marzo,…. Un 19 de marzo a una fiesta me invitaron….” Pero es inevitable…. de la euforia -sobre todo, cuando es falsa- nace el ratón .Después nos hace imprecar contra el cielo… “tengo un ratón que me mata”. Esa farra llena de emociones políticamente mal entendidas y peor ejecutadas, todo lo precipitó y parió el nefasto 30-A del duo GuaiLop. Y de allí, vino el gran ratón, de esos que en La Pastora llamaban “moral” y el magnífico Toco Gómez califica de “brinquito”. Yo esperaba, que por lo menos, el duo GuaiLop hubiese dicho antes de evaporarse, entre Embajadas y patrullas: “Por ahora, pelamos”. Esperemos que el poco agraciado Abrams tenga otra sorpresa: bloquear el consumo de los “Big-Mac” o aumentar el impuesto al Wooper con doble salsa y aros de cebolla.

Aunque al Embajador, -de la nada y vacía OEA-, declaró, sin que nadie se lo pidiera. Y puso la torta. Como para decirle: “Tarre piaste pájarito”.¿Enratonao? Y así hizo su triste debut e inmediata despedida con: “hubiera preferido un resultado distinto ante el alzamiento de Guaidó”. Que por ser una mala copia de CAP resulta el enratonado con histórico fracaso diplomático.

Y a todas éstas ¿que será de la vida del dúo que hizo en una sola madrugada, debut y despedida golpista?. ¡Perder la guerra, en una sola guaidonada!…. Que conste, esto no fue un golpe…. Sino un mero ratón con peo policial y todo.

Profesor UCV

Nos vemos, profe

Tulio Monsalve .- Adiós le dimos una tarde horrible del mes de abril, bajo un sol de sombras (Antonio Machado)

Cuando la realidad nos sorprende y duele hasta el alma, nos queda el amparo en los recuerdos y el mundo de afectos que conservamos de ese estupendo, maravilloso e insustituible gran profe, Eleazar Díaz Rangel.

Hoy nos deja sin su sencilla pero densa y e inolvidable manera de decir las cosas, que, como sus interlocutores, pensábamos, pero no atinábamos a darle la forma debida. Ese toque magistral vía síntesis lo daba nuestro Profe.

Para nosotros siempre será el profe, desde el momento en que comenzó a enseñarnos en esa muy recordada Escuela de Periodismo situada en el piso 11 del edificio de la Biblioteca de la UCV. Con él descubrí a partir de sus críticas a nuestro incipiente oficio, el valor que la pregunta tenía para un periodista y ahora, descubro, para un negociador. Él era aún más que eso.

Con los años, de los años, recomenzamos a vernos en encuentros en un lugar de La Castellana, que llamé la comuna de los Específicos. Y así se quedó. Lo cambiamos por un viejo refugio de Sabana Grande: El Sorrento. Asistíamos con dispuesto fraternal temperamento Mario, Iraída, Aram, Wladimir, Adriana, los Roberto, Roy, Maryclen, Julio, Frasso, Luis y Tulio.

De sus modos y gratas maneras nos queda el recuerdo de su estado de alerta viva en el uso del intelecto. Que acompañaba de una proverbial memoria, con detalles precisos de todo cuanto nos motivó en estos últimos 50 años de lo importante que en la vida política y cultural y social del país hubiere sucedido.

Siempre nos sorprendían sus originales y a las vez, sencillos modos de interpretar y luego sintetizar de concisa y aguda manera en su columna semanal los sabrosos tejemanejes de nuestra vida política.

Sus notas siempre mostraban su compromiso profundo y firme y sereno con un país que mucho amaba y al cual dedicó sus preocupaciones y nos consta, hasta sus ultimas fuerzas.

Mucho nos dolía verlo en la batalla con sus dolencias y mas todavía, escucharlo decir sobre cuánto mas se debían enfrentar los problemas de otra de sus pasiones: la enseñanza de su profesión. No conoció límites en su voluntad de aportar, como docente, investigador, lector voraz, gremialista, y amigo y padre y esposo.

Se nos adelantó para despedirse. Y dejar un insondable vacío. Mucho sentiremos en nuestra comuna de Específicos la ausencia de su llana, limpia y sencilla y afectuosa manera de comunicarse con todos cuantos nos sentábamos a su alrededor. Mis recuerdos y condolencias para su esposa Aida, sus hijos Eleazar, Aníbal, Luís Carlos.

Tulio Monsalve

Busca en kioskos o en la Tienda UN tu Guía Líder de Grandes Ligas con la información de los 30 equipos de la Liga Americana y la Liga Nacional, además del mejor contenido sobre los venezolanos de hoy y los más destacados desde que el Patón Carrasquel llegó a la hace 80 años.