Inicio » Aniversario » Opinion Mini Site » Viajes de ida y vuelta

Viajes de ida y vuelta

    Compartir

Roberto Malaver .-“Es anticlimático, amigo. Es cosa de no  creerlo. Gente que sale despotricando del país y después le exige al gobierno, del que sale huyendo, que le envíe un avión porque quieren regresar. ¡Freud, despierta, que nos volvimos locos! Es decir, hacen un viaje de ida y vuelta. ¿Te imaginas a los libios diciendo que quieren volver? Todos los que han desaparecido en el mar mediterráneo no tuvieron tampoco esa oportunidad. Los que llegan en pateras a España. Esta gente que quiere volver comete los mismos errores que comete la oposición. Se parecen. Son igualitos. Dan un golpe y firman. Y después dicen que estaban pasando por allí y los llamaron. Son de la misma especie. Pero, estoy segura de que ningún dictador en el mundo les enviaría un avión. Ahora bien, aquí entre nosotros, eso se agradece, ese gesto tan nada humano me es ajeno, habla muy bien del gobierno, aunque ninguno de la oposición lo va a agradecer nunca. Porque seguro dirán que es un montaje del gobierno, como lo dijeron del atentado. Así son”.

Cinthya Machado Zuloaga viajará dentro de poco para Londres. Vino a contar. A decir que las cosas que uno ve aquí, como esa de viaje ahora que el gobierno lo va a buscar después, no se ven en ninguna otra parte. Y no lo cuentes porque no te lo van a creer. Y el mesonero ha llegado y le dice: “Mi reina, la única forma de que yo me vaya de este país, es siguiéndola a usted”. Y coloca las dos tazas de café sobre la mesa y se marcha.

Y sigue Cinthya: “Fíjate que el maestro Simón Rodríguez se fue el país a los 21 años, y no volvió más nunca. Murió allá, en un pueblito peruano, por cierto, donde ahora no pueden ver a los venezolanos. Y el maestro Simón Rodríguez fue a llevar, no fue a buscar nada. Te pongo otro ejemplo, Andrés Bello, se fue del país y se quedó en Chile, y dictó cátedra de latín, y la universidad lleva su nombre. Hemos perdido mucho rigor. Había orgullo, pasión y entrega. Ahora hay esto que estamos viendo”.

Cinthya toma un poco de café y después sonríe. Y sonriendo sigue diciendo: “Lo que falta ahora es que Julio Borges y Antonio Ledezma  se pongan en huelga de hambre en un aeropuerto hasta que Maduro les envíe un avión para traerlos de vuelta a la patria” .

Roberto Malaver

@RobertoMalaver

Agregar Comentario

Click here to post a comment