Inicio » Aniversario » Opinion Mini Site » Luisa Estela Morales | Ética política

Luisa Estela Morales | Ética política

    Compartir

Refundar la República Bolivariana de Venezuela bajo los postulados de la doctrina de Simón Bolívar y nuestros fundadores no es tarea fácil. Debemos, en primer lugar serenarnos, no ser reaccionarios, es decir, no dejar que sean otros con sus “alborotos” quienes nos tracen la agenda, sino que en profunda reflexión pasemos por el tamiz de nuestros ideólogos patrios y nuestra historia.

Cuando decimos democracia, por ejemplo, ¿cuál tipo o concepto de democracia? ¿Y la justicia? Se dimensiona este concepto y se fusiona con pueblo, nación, derechos colectivos frente a los individuales y como eje transversal la ética, disciplina filosófica que no puede dejar de aplicarse como medida de todo y todos.

¿Y la duda? Ojalá pudiésemos dudar de todos estos términos y pasarlos por la discusión y la búsqueda del camino justo. Hacer de la duda una virtud para que las conclusiones se acerquen a lo cierto o, al menos, a lo asertivo. Esto quiere decir, alejarse del dogmatismo sectario.

Hasta hace poco nos rigió una Constitución (1961) que negó nuestra nacionalidad. La Constituyente de 1998 hurgó en la historia patria, con gran afán buscamos el rostro de Bolívar y de nuestros padres libertadores. Escudriñamos los hechos, las batallas, las proclamas y documentos históricos. Hoy en día hay mucho que discutir, actualizar y seguir construyendo.

Un paquete doctrinario para la discusión sobre la refundación de la patria bolivariana lo constituyen la carta de Jamaica, los documentos del discurso de Simón Bolívar ante la Constituyente de Angostura y los documentos de la Constituyente de Bolivia, entre otros. Como agrarista no puedo dejar de resaltar a Ezequiel Zamora y su proclama por excelencia, “tierras y hombres libres, horror a la oligarquía”.

No temamos a la tempestad que de allí viene clareando la paz.
lemoralesl@gmail.com