Inicio » Aniversario » Opinion Mini Site » Isabel Carmona | Rondón, el CNE y el pañuelo en la nariz

Isabel Carmona | Rondón, el CNE y el pañuelo en la nariz

    Compartir

Algunos se sorprenden y otros cuestionan que el rector Luis Emilio Rondón fue a reunirse con la cuestionada directiva de la Asamblea Constituyente chavista. Completó así, el indebido requisito impuesto, para garantizar su permanencia en el organismo electoral venezolano.

Venimos insistiendo en los tiempos de la política de la frialdad responsable vs. la emocionalidad con ligereza. El país entero fue testigo de los sólidos cuestionamientos públicos que el rector Rondón le hizo a las bases, la convocatoria y a la tramitación obsecuente que le dio a la ANC la mayoría del CNE. Lo vimos señalar violaciones a la Constitución y Ley

Electoral al no realizar previamente un referendo consultivo aprobatorio. También le vimos cuestionar las violaciones a la validez y confiabilidad de los registros electorales que se utilizarían; y el incumplimiento de los procesos internos de discusión y tramitación de dichas aprobaciones, por parte de la mayoría de rectoras oficialistas.

Asimismo, le vimos cuestionar la violación de la universalidad del voto, la proporcionalidad de la representación asignada a cada entidad territorial y la confiabilidad de las bases de datos a utilizar, no depuradas ni auditables; además de los lapsos de postulación, aceptación, campaña, etc., establecidos para dicho proceso, así como el abusivo uso de los medios públicos y la falta de observación internacional.

Una vez realizado el evento electoral, cuestionó la transparencia de los resultados emitidos y el no cumplimiento de los trámites internos para su formulación, entre otros señalamientos. ¿A quién cabría duda que está en desacuerdo con la

ANC tal como se hizo? A nadie.

Pero resulta que este gobierno autoritario y sin vocación democrática ejerce el poder y la puso en funcionamiento. Al tiempo que se convocó a elecciones regionales, proceso electoral que está en desarrollo atropellado y abusivo. La oposición y el país democrático participará y solo cuenta con los ojos, la voz, el acceso a la información e instalaciones que les brinda el único rector democrático que tiene el máximo organismo electoral, es decir con Luis Emilio Rondón.

Por eso, con el pañuelo en la nariz, el rector Rondón se presentó, en día distinto a las rectoras aclamacionistas del gobierno, a cumplir con el indebido trámite impuesto. Pero su conducta política, fría y atinada, le permite a los demócratas conservar así el espacio de acceso, voz y ojos en el sitio donde se volverá a librar una batalla de la democracia en acción contra la dictadura que se resiste a morir.

Adelante, rector Rondón, sobrelleve las incomprensiones, que la historia democrática de Venezuela se lo agradecerá.
Presidenta de AD