Inicio » Aniversario » Opinion Mini Site » Ayuda humanitaria

Ayuda humanitaria

    Compartir

Pasqualina Curcio.- Desde Washington insisten en convencer al mundo de que Venezuela está inmersa en una crisis humanitaria y que se requiere la apertura urgente de un canal para “ayudarla”. La Cámara Baja del Congreso de EEUU aprobó recientemente una Ley de Asistencia Humanitaria para Venezuela. Buscan justificar, ante la ONU, una intervención extranjera.

Sin desconocer la penuria de los medicamentos que padece el pueblo venezolano, es necesario precisar que ni la situación es de crisis humanitaria, ni es necesario abrir un canal de asistencia para solucionar la escasez.

Las ayudas humanitarias se justifican cuando, dada una catástrofe natural o una guerra armada, las empresas responsables de producir, importar y distribuir medicamentos quedan destruidas, sus trabajadores se cuentan entre las víctimas y las vías de comunicación están obstaculizadas, lo que dificulta el traslado de personas y bienes. El mundo sabe que esto no ha ocurrido en Venezuela.

Las empresas que durante décadas han abastecido a las farmacias y al sistema de salud siguen operativas en Venezuela, ninguna ha cerrado sus puertas. Nos referimos a las filiales de grandes transnacionales de la industria farmacéutica, en su mayoría de capitales norteamericanos y europeos. Todas ellas están en la lista Forbes Global 2000 por ser empresas con las mayores utilidades y ventas a nivel mundial. Son las mismas que han recibido de parte del Estado venezolano alrededor de 25 mil millones de dólares al tipo de cambio preferencial desde 2003.

Basta con leer los recientes informes anuales de estas empresas (todos disponibles en sus portales web) para observar que ninguna reporta pérdidas operativas en Venezuela, mucho menos el cierre de sus filiales en el país. Esto coincide con el hecho de que buena parte de los medicamentos que escasean en los mercados formales pueden ser adquiridos, con sobreprecio, en los ilegales.

¿Por qué abrir un canal humanitario para que, al final, sean estas mismas empresas las que por esa vía “abastezcan”, si pueden hacerlo directamente desde Venezuela? Si de “ayuda” se trata, en todo caso, que ésta sea ofrecida a las propias empresas.

De gran ayuda sería también que el Gobierno de EEUU levante el embargo comercial encubierto contra el pueblo de Venezuela y derogue la orden ejecutiva que bloquea financieramente al Estado impidiéndole importar y pagar los medicamentos.

Un dato final. Venezuela muestra un índice de desarrollo humano alto, ocupa el puesto 71 de 188 países y registra la menor desigualdad de ingresos entre los países de América Latina. Esto también lo sabe el mundo. La ONU se ha encargado de publicarlo en sus últimos informes.

Pasqualina Curcio.

@Pasquicurcio

Agregar Comentario

Click here to post a comment